Nota de EU89.7
Analistas coinciden: “Es evidente que nuestro sistema democrático está casi colapsado”

¿Es factible organizar a todos los sectores en un dialogo nacional? ¿Cómo evitar que no se convierta en otra conflictividad para el país? Guatemala vive una crisis política que se asentó hace un mes. Se ha hablado de diálogo, y ha habido manifestaciones para eso. Sin embargo, parece no haber propuestas concretas de ningún sector, …

Continuar leyendo “Analistas coinciden: “Es evidente que nuestro sistema democrático está casi colapsado””

¿Es factible organizar a todos los sectores en un dialogo nacional? ¿Cómo evitar que no se convierta en otra conflictividad para el país?

Guatemala vive una crisis política que se asentó hace un mes. Se ha hablado de diálogo, y ha habido manifestaciones para eso. Sin embargo, parece no haber propuestas concretas de ningún sector, y el mismo presidente Jimmy Morales señala que “el diálogo no resolverá problemas de coyuntura”.

Hay quienes creen, además, que nadie está en disposición de sentarse a platicar ni con los diputados ni con el Presidente.

Para conversar al respecto, el programa A Primera Hora invitó a Richard Aitkenhead, empresario que participó en la negociación de los Acuerdos de Paz, y a Fernando Carrera, economista, analista político y diplomático.

Ambos coinciden en que Guatemala se enfrenta a un sistema democrático casi colapsado, en el cual las fuerzas oscuras quieren mantener su cuota de poder.

Richard Aitkenhead

¿Qué es lo que más le preocupa?

Es evidente que nuestro sistema democrático está casi colapsado. Tenemos una situación en la que los poderes del Estado no están funcionando con eficacia como se quisiera. Hay una ruptura entre funcionamiento de los organismos y la ciudadanía. Se manifiesta en las manifestaciones.

No es una crisis coyuntural, es estructural. Requiere de reformas estructurales. Qué cosas hay que solucionar de forma coyuntural, o que cosas de forma estructural.

Ya tenemos 32 años de vigencia de la constitución, de este proceso democrático civil. Necesitamos reformas profundas, no cosméticas.

¿Era evitable la crisis?

Si la agenda, hubiera sido de transformación, pero cuando se convierte en agenda de administración. Fuerzas oscuros, de que las cárceles tienen más poder que las autoridades. No inversión en carreteras, crisis en hospitales.

El congreso no es la asamblea del pueblo, y mientras no sea el lugar del debate político del país, estamos perdidos.

No se puede tener un sistema de reparto de escaños y hacer crecer el número de diputados. Eso hace i9mposible que el partido que gane el gobierno tendría mayoría parlamentaria. Todo gobierno ejecutivo será débil y la fuerza estará en el Congreso.

Pero cuando el diputado es dueño del escaño, se vuelven mercaderes de la política dentro del congreso. Ya no se negocian consensos de los acuerdos que queremos para beneficio del país, se hacen negocios personales. Entonces uno los ve involucrados en plazas fantasmas… en constructoras.

La decisión que tenemos ahora es si usamos la coyuntura para presionar acuerdo de la sociedad civil o para hacer reformas al sistema político. La pregunta es si la pueden hacer los mismos actores que están tachados…

Depuración judicial, hay 30 diputados con proceso…

Todo el problema que hay es que los países se van agrietando que un día hay un desplome, y en Guatemala si no se quiere el desplome, hay que trabajar en varios flancos de forma fundamental.

No podemos llegar a un nuevo proceso electoral con la misma ley. Si no tenemos partidos serios. Pero, ¿quién debe aprobar una nueva ley electoral? ¿puede hacerlo el actual congreso?

Yo prefiero que haya un inexperto hablando de reformas a que sigan siendo los mismos los que decidan.

¿Error político o histórico?

Error histórico. Los líderes deben tener una visión, pero construir esa visión alrededor de los anhelos y deseos de la ciudadanía. El político no es un ser independiente. La propuesta era ni corrupto ni ladrón.  La propuesta era sacar de la política a quienes han hecho un negocio oscuro.

El peligro ahora es que ese mandato a pasado a un plano complejo, porque están tratando de polarizar la sociedad. Es un tema de principios. Lo que hay que hacer es que se tienen que unir todos los que estén a favor de un sistema democrático libre. No de gestores oscuros que han sabido manejar sus negocios.

Él creyó que el poder en el Ejecutivo era mayor. Estaba muy equivocado. Ahí el poder es muy limitado.

¿Quiénes tienen qué dialogar?

En toda crisis, solo puede acudir a los entes ya establecidos. Ha existido Foro Guatemala, rectores de las universidades; existe otro grupo, el G-4. Tienen que ser grupos que ya existen. No tengo nada contra los nuevos grupos emergentes, pero tienen que ir legitimando su participación.

¿Qué puede legislar este congreso? Tienen que comenzar, al menos, por una depuración parcial del Congreso. No pueden seguir ahí los que propusieron el manto de la impunidad.

Al Presidente: ¿retirarle la inmunidad, que renuncie o que termine su gestión?

Si se le retira la inmunidad, tendrá que enfrentar la justicia. Los dos cambios formales, renuncia o asunto legal. Así funciona. Lo importante es que hay que estar claros, que las oportunidades se pasan y ya no hay retorno. El rol del presidente es que ha afianzado su posición de sentirse atacado por parte de grupos de interés que quieren hacerle daño.

La plaza le está diciendo, somos nosotros los que nos sentimos atacados, porque no está atacando la corrupción y fortaleciendo el sistema político y la justicia en el país.

¿Qué le diría al Presidente?

Por la transparencia, justicia, la honestidad. El tiene que preguntarse si todavía hay capacidad de maniobra para retomar ese camino, o seguirá defendiendo el status quo.

¿Golpe de estado técnico o blando?

Podría ser un asunto técnico en la medida en que renuncie o se trate de un tema judicial. El problema es el Congreso, yo tengo serias dudas de que los diputados tengan calidad moral para elegir a un vicepresidente.

Tienen que haber muestras claras de cambio. Veamos a la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU). ¿Cuál es la imagen de la AEU, de Lenina García? No la conozco personalmente, pero aprecio que esté hablando de cambios, de objetivos claros… no de negocios. Yo aprecio que esté recuperando la imagen de la AEU.

Bono presidencial…

Un error fatal, quien le dio eso, lo hizo con mala intención.

Se han cometido errores

Lo que la población ha dicho es que pueden haber errores e injusticia, pero se puede limpiar el sistema con la investigación, persecución en temas relacionados con el uso y abuso de los recursos del Estado.

El resto de organismos del Estado deberían estar en la misma lucha, la de la transparencia. Hay una lucha de poderes, cuando eso pasa vemos intereses de personas, ya no de instituciones.

Que el MP y la Cicig que sigan su trabajo. Nosotros tenemos una crisis política institucional. El OJ no está lejos de una crisis institucional… le cuesta encontrar a un nuevo presidente. Nuestro enemigo es el crimen organizado y toda la secuela de ese crimen y los negocios de la política.

La congresista en EE.UU. Norma Torres dijo que Guatemala podría no ser certificada para recibir ayuda de US $600 millones

En este momento lo que menos me preocupa es la ayuda económica de los EE.UU. Lo que si me preocupa es no contar con el apoyo de ellos en la lucha contra el crimen organizado.

Jóvenes en la coyuntura

Hay más jóvenes que viejos en la plaza. Viene la renovación generacional en el país. Lo que tenemos que lograr es hacer una transición para que encuentren una nación que puedan defender, no es válido que les dejemos los poderes oscuros, ilegales en el gobierno. Los políticos jóvenes son los que hacen el cambio en los países.

Fernando Carrera

Es una crisis profunda, estructural

Es un acumulado de conflictos sociales, económicos sociales, que presenta un agotamiento político en el país. El diagnóstico es que si no había reformas, en cinco años habría una crisis. La profecía se hizo realidad.

No necesitábamos una crisis de 2015 para saber de la crisis. En 2015 alguien me preguntaba, qué pasará gane quien gane la presidencia. Yo respondí: La crisis política es inevitable

Lo peor que podemos hacer es negar que hay crisis. El hecho de que haya actores  políticos y sociales importantes negando que no hay crisis, es lo peor que está pasando. El Ejecutivo, muchos diputados y algunos empresarios están es esa idea.

Alguien dijo que se puede resolver la crisis por las buenas

Lo cosmético, no pasar por cambios coyunturales. La función de la política como negocio. La política es un negocio más. Es otra forma de hacer dinero con el dinero público, o con el poder público, con la capacidad de control que se pueda tener.

Ellos piensan que ese sistema de negocios puede seguir persistiendo.

La autodepuración es algo inusual en el sistema político. No se depura desde adentro, de depuran desde afuera.

Los cambios estructurales son más dolorosos, ¿por qué hay miedo del cambio?

Hay miedo porque hay intereses, la mayoría no nos beneficiamos del sistema de corrupción. Ellos seguirán defendiendo ese sistema que les genera beneficios.

Yo propongo una tesis: la demolición controlada. Yo no creo que el sistema corrupto se vaya a purgar. En el caos puede haber ganancia de narcos, contrabandistas y otros sinvergüenzas.

Si vamos a dialogar y es para discutir una agenda abierta, no tiene sentido. Tenemos que montar una mesa de diálogo para demoler sistemáticamente el sistema corrupto. La presión moral de la sociedad es fundamental.

¿Cómo interpretar el non grato contra Iván Velásquez del Presidente?

Declaración del Presidente evidenció qué tan grave era el programa. Como todo problema político hay un discurso. Nadie se percibe a sí mismo como haciendo algo malo. Está defendiendo al país ante la intervención internacional.

En ese momento se evidenció qué tan lejos querían defender un sistema agotado. Es un tema que venía desde atrás.

La gente votó por Jimmy para cambiar las cosas, no para dejarlas como estaba. Él tenía un mandato clarísimo: cambiar el sistema. El decidió ser defensor del sistema, gravísimo error.

La polarización izquierda derecha es solamente un discurso de quienes quieren defender el sistema corrupto, deslegitimar lo que es legitimo que es cambiar el sistema de corrupción.

¿Hay polarización…?

La polarización no se ha dado en la sociedad guatemalteca. Hay una disputa en las elites del poder tradicional hacia dónde se quieren ir. Ahí hay polarización.

Un ejemplo: En las manifestaciones del 20 de septiembre, los net-center fueron superados por la voz de la población; había miles gritando contra la corrupción.

Se han hecho encuestas y los investigadores no hay querido publicar los resultados. Los resultados son 7 a 3 contra la corrupción.

¿Qué le recomendaría al Presidente?

Lo mismo que recomendé a Otto Pérez cuando apareció una denuncia en so contra. Tiene que renunciar. No permita que la institucionalidad pública, que el presidente tenga que enfrentar un proceso político. por establecimiento de la institucionalidad, renuncie.

La recomendación no era para Otto Pérez, era para el Presidente. Me parece que es importante comprender eso.

No procede que el Presidente en la protección de la institucionalidad, se quede. Él se ha convertido en un obstáculo para que se fortalezca la institucionalidad.

Presión social… ¿tiene sentido?

Tiene efectos multiplicadores. Luego de la manifestación muchos diputados cambiaron su posición. La presión que se da a nivel de departamentos, los diputados distritales lo están sintiendo.

La plaza, o las plazas, tienen un papel protagónico e importante. Lo que no son, son lugares de propuestas y negociación. Ahí se piden las renuncias de los diputados y del presidente.

Qué significa para el Presidente perder a tres ministros

De cara a la ciudadanía, es perder a parte de su gente de mayor credibilidad y de mayor confianza de su entorno. El Presidente tiene que llamar a un gobierno de transición que va a liderar.

Ahora ya no estamos para cambios marginales. Los cambios deben ser profundos en la lucha por la transparencia, la honestidad y la justicia… eso debe ser muy claro. Es una batalla por la dignidad, de principios, no es ideológica.

Hay una elite urbana, quizá también en los departamentos, que está muy dividida, conflicto ideológico, problema de soberanía, que ha sido convencida por net-center. Esa élite tiene un discurso político y por eso tiene que ser tomada en cuenta.

Bono presidencial…

De cara a la legitimación del Presidente, algo terrible. Eso hace ver a Jimmy Morales como alguien que llegó al poder para servirse, no para servir.

Iván Velásquez dijo: ‘ya no hay intocables’

Llegamos a la situación óptima de la democracia. Nadie está por encima de la ley. Quien es al final el enemigo, a quién nos estamos enfrentando. El problema es que fuerzas criminales se apoderan del sistema institucional y político, y hacen alianzas.

El tema del narco lo discutimos como capturas y tráfico de drogas o cultivo de amapola… No. El verdadero problema es el vínculo político que tienen.

Todas las personas que violan la ley tienen que enfrentar la ley.

Sanciones de EE.UU

Las sanciones generalizadas son un error, porque castigan a las naciones cuando las naciones lo necesitan. Más bien creo en las sanciones individuales.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼