Radio en línea

EN VIVO

La Grande Musicales

Dan a conocer nueva teoría del lugar donde murió Jesucristo

Lo que dice está teoría.

A pocos días de la Semana Santa, muchos teólogos e historiadores han hablado sobre una nueva teoría sobre el lugar en donde se desarrolló el juicio de Jesucristo.

Lo que dice está teoría

Esta propone el palacio del Rey Herodes como sede de la histórica tragedia. “Tenemos evidencias circunstanciales, un testimonio de otros juicios que sucedieron en este mismo lugar, tres referencias al palacio en el Nuevo Testamento en conexión con el juicio de Jesús y ahora el propio palacio”, declaró Shahar Shilo, historiador israelí.

Hace 20 años se realizó una excavación en el Museo de la Torre de David, sitio en el que se encontraban los cimientos del Palacio de Herodes. En la estructura también existen capas de historia de un muro de fortificación de la época del rey Ezequías.

“Ahora que sabemos que el palacio está aquí, la pregunta es la siguiente ¿Si el emperador de Roma llega por Pascua a Jerusalén, en dónde pasó la noche? Lo suyo sería que le ofrecieran una suite presidencial, lo que equivaldría al palacio del rey”, afirmó el historiador.

Los evangelios de Juan 19, Marcos 15 y Lucas 23, sugieren en sus escrituras que el juicio de Jesucristo fue cerca de un palacio, que podría tratarse del de Herodes.

“Pilato se dio la vuelta y regresó al palacio”, cita Marcos en las Sagradas Escrituras.

¿Será posible que el juicio de Jesús no haya sido en la Antigua Fortaleza Antonina como se ha creído? El historiador judio Flavio Josefo, incluye referencias de otras muertes ocurridas en el palacio.

“Josefo menciona otros juicios anteriores celebrados al frente del palacio de Herodes por otros emperadores romanos”, agregó el historiador.

Estos textos y las Sagradas Escrituras en algunos versículos sugieren que el destino pudo haber sido otro.

“Se trata de una posibilidad que como historiador yo apoyo de que el palacio del rey Herodes es el lugar autentico del juicio de Jesús”.

Más allá de si eres creyente o no, sin duda, este nuevo descubrimiento cambiaría la historia como la conocemos hasta ahora.

Fuente: El Universal.

Publicidad