Nota de EU89.7
El “Crucero del Sexo” Una aventura en el agua

Un viaje en barco absolutamente apasionante navega las aguas de los océanos y únicamente tiene una regla. Conoce los secretos de esta embarcación.

Un viaje en barco absolutamente apasionante navega las aguas de los océanos y únicamente tiene una regla. Conoce los secretos de esta embarcación

Este crucero embarca a más de 2 mil personas en la más grande aventura sexual de sus vidas en un viaje de ocho días en los que el fin es simple, darle rienda suelta a las fantasías que los pasajeros han soñado.

El próximo viaje que este crucero hará está próximo a suceder. Zarpa de las costas de Hungría este 17 de agosto y promete ser un derroche de sexualidad en todo su esplendor con una sola regla abordo. Está totalmente prohibido tener relaciones en público.

El costo de esta aventura

Mientras toda la acción suceda dentro de los camarotes y habitaciones absolutamente todo está permitido. Los precios de esta aventura turística oscilan entre los 450 y los 4 mil 200 euros por distintos tipos de habitación que van desde modestos a lujosos.

En cuanto a las actividades a bordo, estas incluyen juegos sexuales e incluso clases de sadomasoquismo, una práctica que combina el sexo con el dolor.

La embacación

El barco como tal no difiere mucho de uno tradicional utilizado para un crucero convencional. Piscina, camarotes de diferentes tipos y restaurantes de tenedor están presentes dentro de la nave. La única diferencia quizá es la temática y decoración orientadas a provocar a los turistas a dejar a un lado las inhibiciones y dar rienda suelta a su imaginación y deseo.

Nadie está obligado a participar de nada. Es decir, una vez abordo los pasajeros pueden hacer tanto o tan poco como les apetezca.

A la hora de empacar

En cuanto a la vestimenta que está permitida a bordo, los dirigentes de este crucero han comprobado que mientras más prendas se traigan puestas menos libertad de actuar hay, por esto no permiten el uso de la ropa que usualmente usamos en la calle. En el crucero, los pasajeros pueden “vestir” una toalla, bata, traje de baño o ropa interior. Así que mientras más fácil sea desvestirse, mejor.