Radio en línea

EN VIVO

KissFM Musicales

El maravilloso invento de los 80’s: Los Walkie Talkie

Los ochenta fueron mágicos, no solo porque nos dejó buen cine, buena música, sucesos históricos trascendentales y no digamos los avances tecnológicos. Uno de esos productos que nos dejaron con la boca abierta fueron los Walkie Talkie. ¡Esto sí que era comunicación inalámbrica y no los móviles de última generación! Claro, que la separación entre […]

Los ochenta fueron mágicos, no solo porque nos dejó buen cine, buena música, sucesos históricos trascendentales y no digamos los avances tecnológicos. Uno de esos productos que nos dejaron con la boca abierta fueron los Walkie Talkie.

¡Esto sí que era comunicación inalámbrica y no los móviles de última generación! Claro, que la separación entre ambos cacharros para que funcionaran no podía ser mayor de 6 metros. Pero, ¿y lo bien que lo pasábamos jugando a espías?

Cuando nos cansábamos de intentar una conversación infructuosa, al menos nos servían para escuchar a los radio aficionados: siempre me viene a la mente una expresión que mencionaban con cierta frecuencia “Breico Breico”…

Mas adelante, a finales de los ochenta era sencillo escuchar algunas conversaciones en ciertos canales de la desaparecida Policia Nacional y cuando surgieron los teléfonos inalámbricos, a veces, estas llamadas eran interceptadas por estos walkie talkies y terminaba uno enterándose del chisme vecinal.

Otro juguete que nos enamoró en aquella época, los ochenta fueron las caras de cartón o plástico, las famosas mascaras. Las había de todo tipo: payasos, indios, piratas… Su mecanismo era sencillo y como forma de sujeción solo tenían una goma que iba unía ambos extremos y que había que anudar cada dos por tres. Aunque su duración era efímera, bastaban para pasar gratas tardes de entretenimiento.

El mejor lugar que tenía mas variedad era la famosa Juguetería, en el centro de la ciudad y en el centro comercial Montufar.

Y hablando de recuerdos y momentos sutiles vamos a recordar uno de los lanzamientos más significativos en el mundo de la música durante los ochenta.  La banda U2 lanzaba el disco “The Joshua Tree”.

Sus anteriores discos Boy (1980) y War (1983) habían tenido una acogida aceptable entre el público pero ninguno tuvo el éxito de The joshua tree, del que se vendieron más de 15 millones de copias en todo el mundo. Un éxito que se vio refrendado con el Grammy al Álbum del Año y con una estancia en el nº 1 de las listas durante nueve semanas.

En el álbum se aprecian influencias  del blues, del country y del rhythm & blues. Lo siguiente que ofreció U2 llegó en el año 1988 y se llamó Rattle and hum, un disco grabado en vivo  durante su gira estadounidense en el que participaron otros artistas de la talla de B.B. King y Bob Dylan. Su último trabajo hasta el momento es un segundo volumen de grandes éxitos, los pertenecientes a la época de 1990 a 2000.

Una de mis favoritas de este álbum, no solo por lo exitoso del tema si no los recuerdos que me evoca es el sencillo “Donde las calles no tienen nombre”: Me recuerda la época de mis maravillosas estancias en el centro comercial de la zona 4 cuando pasaba horas y horas jugando en el salón de maquinitas Indiana 5000.

Escuchemos..

Publicidad