Nota de EU89.7
Niñera contratada por Meghan Markle no aguanta y renuncia a los 15 días

¡Otro escándalo real! Una niñera del pequeño Archie no soportó ni 15 días las exigencias de la Duquesa de Sussex que prefirió irse.

Durante varios días, Doria Ragland, la madre de Meghan Markle, estuvo ayudando a su hija con el cuidado del pequeño Archie Harrison Mountbatten-Windsor.

Tras su regreso a Estados Unidos, las tres niñeras que contrataron lo duques se volvieron piezas centrales en el Palacio británico.

Es que los nuevos padres confiaron en un equipo de personas para ayudar a a la duquesa de Sussex, de 37 años, con la crianza del bebé, ya que el príncipe Harry no se tomó licencia por paternidad.

Las tres figuras asumieron muchas de las responsabilidades que hasta el momento recaían en la abuela materna, al parecer la madre colocó sus exigencias muy altas.

No pasaron ni quince días y ya el equipo sufrió una baja: ya una niñera renunció. Hasta el momento no se conoce su identidad, pero sí trascendió que hizo las maletas muy deprisa y decidió, de forma contundente, que no quería seguir trabajando para los duques.

¿Será la responsable?

Aún no se sabe qué sucedió en realidad pero la prensa británica ya culpa a Meghan de la deserción y afirman que no fue un tema de dinero, ya que el salario es muy superior a la media para este tipo de trabajo.

Fue contratada por US$ 80 mil al año, unos US$6 mil 700 por mes, muy por encima de los US$ mil 800 que se suele pagar en Inglaterra por esa tarea.

Además, en el Reino Unido, es considerado un gran honor trabajar para la reina Isabel II y para toda la corona real, por lo que este tipo de renuncias siempre sorprende.

La decisión de la niñera también vuelve a poner en el centro el desfile de dimisiones en el entorno de la duquesa que alimenta su fama de poco tolerante. La niñera, de hecho, es la cuarta persona de su staff que la abandona: primero fue un guardaespaldas del matrimonio, después dos de sus asistentes personales.

Con información de Infobae