Nota de EU89.7
Estudio revela que un adolescente se quedó ciego por comer papas fritas

Un adolescente consumió durante más de 10 años solo papas fritas, provocando complicaciones de salud hasta que se quedó sufrió pérdida de audición y vista.

La Universidad de Bristol reveló que un adolescente se quedó ciego por comer papas fritas, pan blanco, embutidos y frituras. Debido a la falta de nutrientes esenciales, el joven de 17 años sufrió un daño irreversible en el nervio óptico.

El caso fue revisado y documentado por científicos quienes indicaron que el adolescente evitaba los alimentos con ciertas texturas y sólo comía papas fritas desde que era un niño de educación primaria.

Problemas de salud

Cuando tenía 14 años sufría de cansancio extremo, pero su índice de masa corporal y su estatura eran normales. Un año después comenzó a sufrir pérdida de audición y de visión, pero los médicos no encontraron el motivo.

Al cumplir los 17 años, perdió la vista debido a la falta de vitamina B12, sus bajos niveles de cobre, selenio, vitamina D y densidad ósea, combinados con altos niveles de zinc.

Los médicos diagnosticaron neuropatía óptica nutricional con daño permanente.

¿Existen otras razones?

Según científicos de la Universidad de Bristol comentaron que el problema ocurre debido a problemas intestinales o el consumo de medicamentos que entorpece la absorción de nutrientes.

Además, expresaron que estos casos son comunes pero en lugares donde la guerra, la pobreza y la sequía impiden la ingesta de una dieta balanceada.

Los investigadores advirtieron que una dieta pobre, basada en comida chatarra, y una baja ingesta de minerales puede dañar la visión de manera permanente.

¡Los estafaron! Pareja compra pastel para su boda pero era de duroport