Nota de EU89.7
Adolescente se quejaba de dolor, se sospecha que abortó de forma clandestina

Se desconoce si la señalada fue remitida ante un juzgado.

La Policía Nacional Civil (PNC) informó sobre el hallazgo del cadáver de un bebé en el interior de una vivienda en la zona 2 de la Esperanza, en Quetzaltenango. Se sospecha que una adolescente se haya practicado un aborto.

Según los registros policiales, una adolescente de 16 años, cuya identidad figura en un informe oficial pero que no puede darse a conocer en los medios de prensa, fue atendida en un hospital de la localidad.

Llegó al centro asistencial con varios elementos de los Bomberos Voluntarios, quienes la trasladaron desde su vivienda.

El reporte de la delegación de investigación de Quetzaltenango de la División Especializada en Investigación Criminal (DEIC) de la PNC señala que el pasado lunes 23 de septiembre la señalada ingresó a su casa a las 21 horas.

La menor volvía de su trabajo, relataron sus padres a las autoridades, cuyos testimonios se encuentran en el expediente MP113-2019-14712. Dijo que sentía fuertes dolores en el vientre. Se encerró en su cuarto.

Posteriormente salió de la habitación e ingresó al sanitario, y de inmediato regresó a su estancia. Finalmente pidió apoyo para que se requiriera la presencia de los socorristas por la intensidad de los dolores.

También puedes leer: Más de mil adolescentes de 14 años se convirtieron en madres en lo que va de 2019

Adolescente dio a luz

También consta en el informe que la DEIC trasladó a MP que los médicos que permanecían de turno en la noche y madrugada del 23 y 24 de septiembre, explicaron a los padres de la adolescente que los síntomas que la paciente presentaba daban cuenta a que había dado a luz.

Los profesionales de la medicina les indicaron a los padres que necesitaban saber qué había pasado con el bebé, por lo cual se tenía que localizar el cuerpo. Estos volvieron a su casa y buscaron.

En el cuarto de la adolescente fue localizada debajo de la cama una blusa de color rojo, la cual se utilizó para envolver el pequeño cadáver.

Las diligencias de rigor de los fiscales del MP se iniciaron el pasado miércoles 25 de septiembre a las 16 horas y finalizaron a las 17:40 horas.

No se detalla si la sospechosa fue remitida a un juzgado.

El Código Penal establece en el artículo 134 el delito de aborto procurado y su respectiva sanción:

“La mujer que causare su aborto o consintiere que otra persona se lo cause, será sancionada con prisión de uno a tres años. Si lo hiciere impulsada por motivos que, ligados íntimamente a su estado, le produzcan indudable alteración síquica, la sanción será de seis meses a dos años de prisión”.

También puedes leer: El Papa asegura que prohibición del aborto es una cuestión humana, no religiosa

*Con información de Álvaro Alay