Nota de EU89.7
VIDEO. “Comencé a vomitar sangre”, la dura confesión de Julio César Chávez

La leyenda del boxeo mexicano reveló uno de los capítulos oscuros de su vida, en el que intentó suicidarse. Mire el video:

El exboxeador de Sinaloa, Julio César Chávez, dio a conocer otro episodio de su adicción a las drogas y al alcohol, que lo llevaron incluso, a querer quitarse la vida.

“Toqué fondo cuando intenté suicidarme. Afortunadamente la pistola no disparó y cuando disparó el balazo salió para otro lado”, recordó Chávez en una entrevista con “Súper Deportivo Radio”, por “Radio Villa Trinidad”, de México.

Y continuó: “Recuerdo que comencé a vomitar sangre. Empece a perder todo lo que había ganado. Mi esposa me demandó por alcohólico y porque la trataba mal. Me demandó el Gobierno de México”.

Afición reacciona con fuertes comentarios por camiseta de selección

“Sentí que se venía el mundo encima, entonces opté por querer quitarme la vida”, confesó el exboxeador.

Su trayectoria

Chávez peló en más de 100 ocasiones de manera profesional, durante 25 años. Durante ese tiempo ganó cinco títulos mundiales en tres pesos diferentes.

AFP

Por ello, es considerado por muchos especialistas como el mejor boxeador mexicano de todos los tempos. Lleva once años sin consumir drogas.

“Si yo no hubiera caído en esa maldita adicción que fue la drogadicción y alcoholismo, seguramente estarían hablando no solamente con el mejor boxeador de México, sino del mundo entero”, se lamentó.

Además, dijo que “yo hubiera llegado a más de 100 peleas de manera invicta. Cuando yo llevaba 90 peleas invictas y 15 años sin perder, sentí que lo había logrado todo”.

“Entonces, perdí el respeto al boxeo y también me perdí el respeto a mí mismo y empecé una vida que ustedes ya conocen y vinieron todas las derrotas juntas”, relató.

AFP

Tiene una clínica de ayuda

En la actualidad, Julio César Chávez tiene una clínica de adicciones y lleva 11 años sin consumir drogas, algo que cataloga como el triunfo más importante de su vida.

“La pelea más difícil que tuve fue contra las drogas y la gané. Fue una lucha muy difícil, de la cual me costó mucho ganarle y salir”, expresó.

AFP

“Fue muy doloroso y triste, pero gracias a Dios salí victorioso, nadie creía en mí, nadie daba un peso por mí y todos creían que yo iba a volver a caer. Hace 11 años que estoy limpio y que no consumo nada”, celebró.