Radio en línea

EN VIVO

Internacional

Joe Biden anuncia plan contra la violencia armada en Estados Unidos

El mandatario estadounidense aseguró que la violencia provocada por las armas de fuego es una “epidemia” que ,“tiene que parar”,

Joe Biden en la Casa Blanca
Getty Images

En el marco de una ceremonia en la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, denunció que su país sufre una “epidemia” provocada por la violencia armada, y anunció medidas limitadas para intentar controlar este problema.

Esto es una epidemia, por el amor de Dios, y tiene que parar”, declaró el mandatario demócrata, refiriéndose a los tiroteos como una “crisis de salud pública” en Estados Unidos.

El mandatario ha recibido presiones de su partido para que tome cartas en el asunto, especialmente después de los recientes tiroteos en Georgia y Colorado.

Plan limitado

Sin un acuerdo probable en el Congreso de Estados Unidos para aprobar una reforma amplia, por ejemplo para exigir un informe de antecedentes para los compradores, Biden anunció seis decretos para intentar abordar el problema.

El presidente presentó un plan limitado para prevenir la propagación de las llamadas “armas fantasma” (de fabricación artesanal, a veces con impresoras 3D), que son imposibles de rastrear en caso de ser utilizadas en un crimen. También propuso aumentar las regulaciones para los soportes de brazo diseñados para estabilizar el arma.

Ya basta de rezos (…) Llegó la hora de la acción”, aseguró el mandatario que se refirió a la situación como una “vergüenza internacional”.

El mandatario se comprometió a apoyar a las agencias implicadas en la lucha contra este tipo de violencia y encargó un reporte exhaustivo sobre el problema, un balance que no se realizaba desde el año 2000.

Prohibir los fusiles de asalto

El mandatario indicó que sus propuestas son solo un punto de inicio, y llamó al Congreso a legislar para lograr medidas como el control de antecedentes y terminar con la venta de fusiles de asalto que muchas veces son el arma utilizada en los tiroteos masivos.

Deberíamos prohibir los fusiles de asalto y los cargadores de alta capacidad”.

El demócrata se declara partidario de un control de antecedentes más estricto para los compradores de armas de fuego y de la prohibición de los rifles de tipo militar, como el AR-15.

Ambas ideas enfrentan una fuerte resistencia en el Congreso, donde las estrechas mayorías demócratas en ambas cámaras dificultan el trámite de iniciativas sobre este tema tan sensible en Estados Unidos.

*Con información de AFP