Nota de EU89.7

Ejercicios para estar en forma sin salir de casa

Todos deberiamos de dedicarle media hora a hacer deporte en casa ya que no una gran inversión, mucho tiempo ni de dinero y puede ayudar a conseguir progresos físicos notables, así como un mejor estado de salud. Estos son los principales ejercicios que puedes hacer para estar en forma sin necesidad de salir en tu …

Continuar leyendo “Ejercicios para estar en forma sin salir de casa”

Todos deberiamos de dedicarle media hora a hacer deporte en casa ya que no una gran inversión, mucho tiempo ni de dinero y puede ayudar a conseguir progresos físicos notables, así como un mejor estado de salud. Estos son los principales ejercicios que puedes hacer para estar en forma sin necesidad de salir en tu casa:

Sentadillas: encabeza esta tabla uno de los ejercicios más eficaces para fortalecer las piernas y endurecer los glúteos. Para realizar sentadillas correctamente, se deben abrir las piernas a la anchura de los hombros, colocar los pies con las punteras hacia delante, mantener la espalda estirada y flexionar las piernas

Plancha: se trata de un ejercicio isométrico muy efectivo para trabajar abdomen. Además, la técnica es muy sencilla, simplemente hay que situarse boca abajo y levantar el peso del cuerpo apoyado en los antebrazos, con las piernas estiradas y ligeramente separadas. El reto aquí consiste en conseguir mantener la postura cada vez durante más tiempo.

Zancadas: las zancadas o lunges, son un ejercicio excelente que nos permite trabajar ambas piernas de forma distinta, compensando posibles desequilibrios de fuerza y masa muscular. Para realizar correctamente este ejercicio, se parte de una posición de pies juntos para, a continuación, dar un paso hacia adelante doblando las dos piernas hasta que la rodilla de atrás casi toque el suelo y ambas rodillas queden dobladas a 90 grados. Se debe cambiar de pierna con cada repetición.

Dippings o fondos: trabajaremos el tren superior con esta actividad que consiste en colocarnos delante de una silla o escalón, de espaldas al mismo. Apoyando las palmas de las manos en el borde, hay que distanciar los pies con las rodillas dobladas y, flexionando los codos hacia atrás del cuerpo, bajar y subir el peso del cuerpo.

Curl de bíceps: es posible rematar el entrenamiento con este ejercicio clásico. La postura correcta para realizarlo será colocarnos de pie con las rodillas ligeramente flexionadas, cogiendo en cada mano una mancuerna o, en su defecto, un paquete de legumbres o unas botellas rellenas de arroz. Los codos se mantendrán doblados mientras las muñecas se aproximan a los hombros para, después, bajar con lentitud.