Nota de EU89.7
Erwin Sperisen exdirector de la PNC pedirá de nuevo absolución de juicio en Suiza

En el primer juicio se le condenó a cadena perpetua por la ejecución de siete reos en la prisión de Pavón en 2006.

El exjefe de la Policía Nacional de Guatemala Erwin Sperisen pedirá de nuevo ser absuelto en el tercer juicio que afronta a partir del próximo lunes en Ginebra por su presunta participación y planificación en la ejecución extrajudicial entre 2005 y 2006 de diez reos.

El nuevo juicio se abrirá en la Cámara Penal de Apelaciones y Revisión del Tribunal de Justicia del cantón de Ginebra, después de que el Tribunal Federal anulara el año pasado la cadena perpetua que le fue impuesta por una corte de Ginebra a Sperisen, de 47 años, por la ejecución de los reos.

El exjefe de la Policía Nacional de Guatemala, que tiene doble nacionalidad helvética y guatemalteca, fue procesado en 2014 en primera instancia por un tribunal de Ginebra y en segunda instancia, al año siguiente.

En el primer juicio se le condenó a cadena perpetua por la ejecución de siete reos en la prisión de Pavón en 2006, cuando las fuerzas de seguridad estaban retomando en una operación especial el control del centro penitenciario, que había quedado totalmente en manos de los presos.

Sperisen fue absuelto, no obstante, por falta de pruebas del asesinato de otros tres que se habían escapado del centro penitenciario “El Infiernito” en 2005.

Sin embargo, en segunda instancia, el tribunal declaró al exjefe policial culpable también de esas ejecuciones.

El Tribunal Federal señaló en su auto de anulación de la condena que los jueces de Ginebra no dieron al exoficial “suficientes garantías”, al no poder confrontar a algunos de los testigos de la acusación, no haber motivado suficientemente los argumentos y por haber sido “arbitraria” la sentencia en muchos otros aspectos.

Asimismo, afirmó que la corte de apelación no cumplió con los requisitos de la Convención Europea de Derechos Humanos.

El exjefe de la Policía Nacional de Guatemala será defendido en el nuevo juicio por los abogados Giorgio Campa y Florian Baier, que sostienen que su cliente jamás dio la orden de ejecutar a los presos.

La fiscalía, representada por Yves Bertossa, no acepta esta versión y sostiene que los presos fueron abatidos por un comando, un “escuadrón de la muerte” compuesto por miembros de las fuerzas de seguridad y personas externas, señala la agencia suiza ATS.

El Tribunal Federal no cuestionó estos puntos de la acusación en su auto del año pasado, sino que señaló que los reos fueron ejecutados de manera sumaria y arbitraria.

La defensa replica que los testimonios sobre los que se apoyaba la condena son altamente cuestionables y denuncia el empleo de fotografías supuestamente truncadas de la operación en la prisión.

El expresidente guatemalteco Óscar Berger Perdomo, que gobernó el país entre 2004 y 2008, dijo el pasado día 10 en Ginebra que la recuperación del control de la prisión fue una decisión oficial y se hizo dentro del respeto a las normas.

Afirmó que en esa operación, que fue supervisada por Sperisen, estaban presentes representantes del Ministerio Público, de organizaciones de derechos humanos y de medios de comunicación.

Según dijo, las fuerzas de seguridad que asaltaron el centro penitenciario preveían una fuerte resistencia de los detenidos y que los tiroteos parecían inevitables, pues los reos tenían armas.

Sperisen huyó en 2007 a Suiza, donde se instaló durante cinco años en Ginebra hasta que fue detenido.

Ha pasado cinco años en prisión preventiva antes de ser puesto en libertad en otoño pasado por orden del Tribunal Federal.

Con información de la agencia EFE