Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Jordán Rodas pide a magistrados de la CSJ vetar “caprichos” del Gobierno por retiro de embajador sueco

El abogado de la Cancillería, Luis Antonio Lam, aseguró que el procurador no tiene conocimiento de derecho internacional.

El Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, exhortó hoy a la Corte Suprema de Justicia a no permitir que los caprichos sean los que rijan la petición del Gobierno de retiro del embajador sueco, Anders Kompass.

Durante una vista pública celebrada en el Organismo Judicial, el magistrado de conciencia pidió dejar sin efecto la petición de retiro de Kompass “para no sentar precedente a una arbitrariedad, a un capricho”.

Rodas se refería así a que el oficio girado para este fin está firmado por la canciller Sandra Jovel, cuando es “atribución específica del presidente”, Jimmy Morales, dirigir las relaciones internacionales y solo la canciller rubricó la nota cuando “el poder público es indelegable”.

“Sólo ella, exclusivamente ella, de muto propio, firmó esa nota” en el marco de las relaciones internacionales con el Reino de Suecia, “uno de los países más solidarios” y que además es el segundo financista de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Esta decisión, arguyó, “deja entrever que no es una política oficial que conste en documentos” y aseguró que el oficio no tiene “ninguna cita legal” ni fundamento.

Canciller apela al orden constitucional

Por su parte, Jovel, quien apeló al “orden constitucional”, reiteró que la decisión solo puede ser tomada por el presidente y dijo que el amparo del procurador es “injerencia” y “una violación” al sistema de Gobierno como “república, democracia y Estado de Derecho”.

El abogado de la Cancillería, Luis Antonio Lam, aseguró que el procurador no tiene conocimiento de derecho internacional, porque no se trata de oficios “sino notas diplomáticas” y aseguró que éstas se rigen por convenciones internacionales.

“El único que puede reclamar contra el acto reclamado es el Reino de Suecia. En el momento en el que dejemos que existan intromisiones (…) de instituciones que no les corresponden estamos socavando nuestro sistema republicano democrático”, proclamó el letrado, quien añadió que la función del ombudsman no es defender a diplomáticos.

Ejecutivo también sacó a embajadora venezolana

El Ejecutivo, que nunca aclaró bien las circunstancias de este caso, pidió la retirada del diplomático sueco y de su homóloga venezolana, Elena Alicia Salcedo, por injerencia en asuntos internos.

Salcedo, según fuentes oficiales consultadas por Efe, ya no está en el país pero todavía sigue siendo la embajadora, pues el Gobierno de Venezuela no ha nombrado a nadie en su lugar.

El amparo tratado este lunes es uno de los presentados en contra de la decisión de solicitar el retiro del diplomático sueco, igual que otro que se tramita en la Corte de Constitucionalidad, el mayor tribunal jurídico del país.

Publicidad