Nota de EU89.7
Tomar cerveza moderadamente tiene beneficios, según estudios  

Esto en el marco del Día Internacional de la Cerveza, que se celebra el 02 de agosto de cada año. Foto con fines ilustrativos

Diferentes estudios han revelado que tomar cerveza moderadamente trae consigo varios beneficios, esto en el marco del Día Internacional de la Cerveza, que se celebra el 02 de agosto de cada año.

Un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania realizado a 80.000 adultos descubrió que una o dos cervezas al día. 

Podría ayudar a reducir el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o desarrollar una enfermedad cardiovascular.

Le pude interesar: Proponen vender cerveza sin refrigerar en México para combatir alcoholismo 

Otra investigación, realizada entre adultos chinos, descubrió que un consumo diario moderado de alcohol (más visible con la cerveza).

Retrasa la disminución de la lipoproteína de alta densidad (HDL), o colesterol “bueno” en mayor medida de quienes no bebían.

La cerveza tiene bajo contenido calórico y posee nutrientes que hacen que pueda incluirse dentro de una alimentación saludable.

Foto con fines ilustrativos

-Descubra algunos beneficios que quizás desconocías-

Nutritiva

Contiene diferentes sustancias nutritivas como son las vitaminas del grupo B (en especial destaca el ácido fólico).

Además de un ligero porcentaje de carbohidratos (maltodextrina) y de alcohol.

Los minerales también están presentes, especialmente el magnesio y el calcio, aunque varían dependiendo del agua con la que se fabrica.

Prevención contra el infarto

Uno de los efectos que tiene el consumo moderado de cerveza en la salud.

“Podría evitar la oxidación de las células, aumentar la cantidad de colesterol HDL (bueno) y proteger frente a lesiones miocárdicas agudas asociadas al infarto”.

Las evidencias científicas destacan que beber cerveza se vincula a un menor riesgo de cardiopatías isquémicas.

Favorece la función cardiaca global y podría tener cualidades antiinflamatorias que contribuirían a la reducción del riesgo cardiovascular.

Huesos más sanos

Los ingredientes como el silicio, que promueve la densidad ósea y evita la pérdida del hueso, o los fitoestrógenos.

Asociados a la mejora de los síntomas de la menopausia y la prevención de la osteoporosis, están presentes en la cerveza, por lo que algunos estudios señalan que esta bebida mejora la salud ósea.

Menos infecciones en mujeres

Según un estudio realizado en adultos sanos por el Instituto del Frío del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Beber cerveza moderadamente durante un mes mejora el sistema inmunológico, especialmente en mujeres.

Protección frente a enfermedades como el Alzheimer

El silicio contenido en la cerveza puede estar asociado con la protección de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer.

Esto se debe a que reduce la biodisponibilidad de aluminio en plasma y tejido cerebral, vinculado con algunas patologías neurodegenerativas importantes.

Junto con el café, los plátanos, el agua, las judías verdes y las espinacas, entre otros alimentos, la cerveza es una de las principales fuentes de silicio en la dieta.

Foto con fines ilustrativos

Prolonga la vida

Esta bebida consta de más de 2.000 componentes que hacen que tenga propiedades antioxidantes.

Es decir, que beber cerveza con moderación ayuda a proteger al organismo frente a la oxidación y el envejecimiento de las células.

Esto previene y/o retrasa la aparición de algunas enfermedades degenerativas.

Disminuye la posibilidad de diabetes

En la última década han aparecido estudios que demuestran que el consumo moderado de cerveza influye en la prevención y el control de la diabetes, así como, en la evolución de sus complicaciones.

En 2011, investigadores de Harvard descubrieron que los hombres de mediana edad que beben uno o dos vasos de cerveza al día, parecen reducir su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 hasta en un 25%.

Recuperación en el deporte

La cerveza puede favorecer la hidratación y conseguir que ésta sea más rápida y efectiva de manera que el deportista tenga menos dolores musculares.

Según una investigación del CSIC y la Universidad de Granada, que sea una buena bebida para recuperar el metabolismo hormonal e inmunológico de los deportistas tras realizar ejercicio.

Ácido fólico en el embarazo

Durante el embarazo es muy importante que la futura madre no ingiera alcohol.

“Por eso, si le apetece tomarse una cerveza… tiene que ser sin alcohol”, afirma un experto que añade.

“La ventaja de esta bebida es que contribuye a la hidratación y además aporta ácido fólico por lo que en el embarazo no es ningún inconveniente que se consuma”.

Disminuye el riesgo de cálculos renales

Un estudio sugirió que el riesgo de desarrollar cálculos renales disminuye al aumentar el consumo de cerveza.

Investigadores finlandeses, dirigidos por el Dr. Tero Hirvonen del Instituto Nacional de Salud Pública de Helsinki.

Utilizaron su estudio detallado de 27.000 hombres de mediana edad para concluir que “se estima que una botella de cerveza por día reduce el riesgo en un 40%”.

Puede curar el insomnio

Las ale, stouts y lagers estimulan la producción de dopamina, un compuesto que el médico puede recetarle al insomnio en el cerebro.

Una investigación realizada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana, el simple hecho de probar la cerveza.

Aumenta la cantidad de dopamina en el cerebro y, por lo tanto, hace que los bebedores se sientan más tranquilos y relajados.

Puede detener las cataratas

Investigadores de la Universidad de Western Ontario descubrieron que los antioxidantes que se encuentran en la cerveza.

Particularmente las cervezas ale y stouts, protegen contra el daño mitocondrial.

Las cataratas se forman cuando las mitocondrias (partes de una célula responsables de convertir la glucosa en energía) de la lente externa del ojo están dañadas.

Podría curar el cáncer

En la Reunión Nacional de la American Chemical Society, los investigadores presentaron hallazgos.

Que sugerían que un ingrediente clave en la cerveza podría usarse en la lucha contra el cáncer y enfermedades inflamatorias.

Los ácidos llamados humulonas y lupulonas, que se encuentran en el lúpulo, poseen la capacidad de detener el crecimiento bacteriano y la enfermedad.

Ayuda a perder peso

Los investigadores de la Universidad Estatal de Oregón parecen pensar que la cerveza puede ayudar a perder algunos gramos.

Los científicos publicaron un estudio que muestra que un compuesto llamado xantohumol, comúnmente encontrado en el lúpulo.

Puede reducir las probabilidades de que un individuo desarrolle síndrome metabólico.

Una condición que indica obesidad, presión arterial elevada, azúcar en sangre y lipoproteínas de alta densidad. (HDL) niveles de colesterol.

Reduce el riesgo de hipertensión en los hombres

Un estudio realizado a más de 11 mil hombres con hipertensión concluyó que el consumo moderado (dos cervezas al día). Disminuye el riesgo de sufrir esta afección.

Por el contrario, aquellos hombres que tomaron más de lo recomendado, incrementaron su riesgo.

Con información de Cuidate Plus y ElNueve.com