Nota de EU89.7
Conap incendios forestales y sequía permiten avistar fauna silvestre en Atitlán
Conap: incendios forestales y sequía permiten avistar fauna silvestre en Atitlán

Según el Conap, durante esta época del año aumentan los avistamientos de especies en cercanías del lago de Atitlán, las cuales llegan a tomar agua.

Los incendios forestales y la sequía han afectado el afluente de algunos ríos y lagunas en las áreas protegidas de Sololá, lo cual ha obligado a algunas especies de fauna silvestre a salir de sus ecosistemas y llegar hasta el lago de Atitlán.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), durante esta época del año aumentan los avistamientos de especies en cercanías de este cuerpo de agua.

El director regional del Conap, Eliezer Peralta, entre los animales que se desplazan hasta el lago de Atitlán para poder tomar agua o refrescarse están los venados, zorros grises y aves que se habitan en las áreas protegidas bajo su jurisdicción.

Al menos dos huracanes afectarán en 2020 a Centroamérica

Según el entrevistado, muchas personas no están acostumbradas a ver estos animales en cercanías del lago, lo cual les genera temor y estrés a los venados, quienes luego regresan a su entorno.

Peralta destacó que cada municipio de la cuenca del lago de Atitlán cuenta con un guardarecursos de la entidad para verificar la protección de la flora y la fauna con el objetivo de evitar su depredación.

Devastación por el fuego

Cada año, Sololá es uno de los departamentos más afectados por los incendios forestales, lo cual impacta en la fauna del lugar.

Solo en esta temporada se han registrado 41 incendios forestales, según los datos de la Conred.

Sololá cuenta con una de las tres reservas más grandes del país, seguida de la Biosfera Maya y la Sierra de las Minas.

Desde el mes de diciembre se reportan 192 incendios que han afectado 972.34 hectáreas de bosque ubicado en zonas bajo protección.

Las áreas más afectadas son: la Biósfera Maya, donde los incendios han consumido 254.02 hectáreas, la reserva de uso múltiple cuenca del Lago de Atitlán (RUMCLA), donde se han consumido 216.95 hectáreas de bosque, el parque nacional, Laguna del tigre con 164.50 hectáreas consumidas por el fuego.