Nota de EU89.7
Lluvias afectan a un mil 453 personas y dañan 175 casas en 24 horas

La Conred registró un derrumbe en una carretera de San Pedro Necta, Huehuetenango

El sistema de baja presión del Pacífico, que mantiene lluvias y humedad elevada en Guatemala, dejó un saldo en las últimas 24 horas de un mil 453 afectados y 175 viviendas con daño moderado.

Este lunes, fueron 823 personas afectadas y 70 viviendas con daño en el país, que se suman a los 630 afectados y 105 viviendas dañadas el domingo pasado.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) registró un derrumbe en una carretera de San Pedro Necta, Huehuetenango (occidente), que afectó a 200 personas y un hundimiento en la ruta hacia Zacapa (oriente), que también dejó 200 afectados.

Se contabilizaron tres inundaciones que provocaron 150 afectados y 25 viviendas con daño en El Progreso; 180 personas y 30 viviendas con daño en Huehuetenango, y 93 personas y 15 viviendas con daño en Quiché.

En las últimas 24 horas, indicó el portavoz de la Conred, también se tuvo conocimiento de inundaciones en Izabal y El Progreso, que dejaron 600 y 30 personas afectadas, así como 100 y 5 viviendas con daños moderados en viviendas, respectivamente.

Además, se reportaron 14 derrumbes en San Marcos que dejaron 6 comunidades incomunicadas y un riesgo de deslizamiento en Sipacapa, San Marcos, que mantiene a 60 personas de 10 viviendas en el lugar con vulnerabilidad.

Según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), el país atraviesa una “situación crítica” de concentración de humedad en el suelo, que en algunas zonas llega al 100%.

Producto de la temporada de lluvias este año en Guatemala, la Conred contabiliza 26 personas fallecidas, 4.012 damnificadas y 307.367 afectadas a causa de 372 incidentes, los cuales han provocado daños en infraestructura a 4.046 viviendas, 110 carreteras y 609 escuelas, principalmente.

Además, 4 personas permanecen desaparecidas, entre ellas una menor de edad.

Con información de ACAN-EFE