Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional Programa

Analistas ven complicado ambiente político previo a convocatoria de elecciones, en enero de 2019

El riesgo es que podemos superar la complejidad en un evento inédito, como lo es el de 2019, con particularidades especiales.

Estamos a menos de seis meses de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) convoque a elecciones para el año 2019 y, en ese marco, ayer la fiscal general y jefa del Ministerio Público (MP), María Consuelo Porras Argueta, informó que solicitará la cancelación del partido Encuentro por Guatemala. En trámite, además, se encuentra también la cancelación del partido oficial FCN- Nación.

Para platicar sobre el ambiente político nacional, el programa A Primera Hora, que se transmitió en directo desde la cabecera departamental de Quetzaltenango, invitó a Luis Fernández Molina, exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), y a Renzo Rosal, analista político independiente.

Para Luis Fernández Molina, es importante que el TSE comparta ensayos y modelos de qué pasaría si en las elecciones de 2019 gana el voto nulo y cómo llevará a cabo el voto de los guatemaltecos en el extranjero.

Renzo Rosal afirma que los guatemaltecos “están en la antesala de un momento fundamental de la recomposición del poder” donde las elecciones no son el objetivo, pero si una meta volante fundamental, 2donde los pelotones vienen desvencijados y en malas condiciones físicas”.

En resumen, dicen, nos la estamos jugando entre sacar la cabeza del agua o la posibilidad de hundirnos más. No hay proyectos de nación, no hay partidos políticos fortalecidos. El riesgo es encontrar agendas de intereses de más de lo mismo o la consolidación de tener una agenda más prometedora para el país.

LUIS FERNÁNDEZ MOLINA

¿Cómo analiza la revelación de Paulina Rubio respecto del financiamiento a para el partido EG?

Hay que entenderlo como una caja de sorpresas. Son varios mensajes los que hay que leer. Muchos de los que critican de algunos sectores del Congreso, no todos están con la camisa limpia.

Además, llama la atención de que sea la Fiscal la que esté promoviendo la cancelación del partido EG. La Fiscal debe perseguir el delito y procurar la justicia, la cancelación del partido debe promoverla el TSE.

¿Quién sale ganando con eso?

En la idea en que no hay privilegios, alguien va a salir privilegiado. El año 2019 es muy complejo, se va a escoger Presidente, alcaldes, diputados, los magistrados de la CSJ y se prepara el cambio del TSE. Además, vamos a entrar con muy pocos elementos políticos nuevos.

Aparte, la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP) es compleja. Hay situaciones que no encajan, sobre todo en el caso de controles financieros y el delito electoral. Vamos a entrar en un evento con muchas limitaciones.

Desde 1985 no tenemos un partido dominante, una figura dominante. Las del 2019 son elecciones atípicas. Es función normal del MP perseguir delito, pero otros dicen que hay un plan tras bambalinas que se está fraguando para que alguien salga privilegiado.

¿Limitaciones que ve en la LEPP?

El problema es que todo indica que habrá figuras nuevas, para comenzar en el congreso. Si no modifican el artículo que prohíbe el transfuguísmo, el 205ter, tendremos 75 diputados menos, diferentes, y otros mal vistos.

El problema es que llegue gente nueva, con nuevas intenciones, que sólo van a tener tres meses para darse a conocer. La prohibición de propaganda anticipada les impide darse a conocer.

El artículo 20 de la LEPP señala que es diferente proselitismo y propaganda. Muchos no quieren participar porque el temor es que no los inscriban como candidatos.

Otro aspecto es el voto en el extranjero. Es insignificante, con relación a los votantes locales, pero tampoco se ha establecido como van a votar los guatemaltecos que no están en el país. Y, si a eso agregamos el voto nulo… ahora el voto nulo si va a tener trascendencia.

Además, las fechas de repetición no encajan. Lo más complejo es la campaña electoral y el financiamiento ilícito.

Para lo poco que falta, estamos prácticamente en septiembre. Octubre, noviembre, diciembre… estamos encima de las elecciones y no creo que al Congreso le dé tiempo de modificar leyes. Puede que mucha ley será sujeto de impugnación.

RENZO ROSAL

¿Cómo ve el ambiente político?

Estamos asistiendo a un nuevo capítulo en el que el financiamiento ilícito o anónimo es un macrofenómeno tan abarcador que no sabemos qué organizaciones participarán en las elecciones… y las que lleguen, llegarán moribundas al evento electoral 2019.

Lo que se pretende con la cancelación de EG es como empatar el caso, para que todo sea con las mismas condiciones en las que se encuentra el FCN-Nación.

Estamos a cinco meses de la convocatoria electoral y a partir de ese momento ya no se pueden cancelar partidos políticos, por lo que las cancelaciones deben ser en las próximas cinco semanas.

El evento electoral de 2015 pudo cambiar la historia, o el de 2019 es la excepción?

Pensamos que el evento de 2015 era lo mayúsculo, porque estaba poco después de las movilizaciones sociales y de la salida del presidente Otto Pérez y la vicepresidenta Roxana Baldetti.

El riesgo es que podemos superar la complejidad en un evento inédito, como lo es el de 2019, con particularidades especiales.

Tal parecería que la intención es crear una olla de grillos, y el tema en que en la medida en que la alimentemos, quienes fueran electos, puedan ser cualquiera. El gran dilema es que podemos tener un resultado igual o peor que en 2015.

Si todo este remolino fuera para enderezar la nave, de pronto uno dice: está bien. Pero ese nivel de previsibilidad no existe. La incertidumbre, en lugar de que se reduzca, es todo lo contrario, en medio de un mar borrascoso.

Todo puede ser más contaminante de lo que estamos viviendo en la actualidad.

¿Dará tiempo para que los diputados reformen el artículo 205 ter de la LEPP?

Ese es como el combo montado en el Congreso. Es como tratar de hacer contrareformas; es decir, echar para atrás las reformas de 2016 que esta misma legislatura aprobó, en la que se dan cuenta que el 205 ter es contraproducente para por lo menos la mitad de diputados que tiene las ansias de la reelección.

Además es complejo lo relacionado con el régimen de control de medios, hay algunos elementos que pueden hacer más complejo el asunto. Una apuesta central tiene que ver con la institucionalidad electoral.

Es el momento para el TSE, que debería salir con una explicación razonable en ese sentido. Para que se dé un cambio de chip acerca de cuál es el contenido de las reformas de 2016, si tiene algunas lagunas o qué.

El TSE está muy cómodo, hay que sacarlo de ese espacio de comodidad. Lo que estamos planteando es una ruta peligrosa para que se alargue la crisis de estado. Alargarlo cuatro años más, es insostenible.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼