Nota de EU89.7

Presidentes de Guatemala y Honduras discuten sobre cómo ayudar a migrantes en la frontera

Jimmy Morales y Orlando Hernández estuvieron acompañados de funcionarios de sus gobiernos.

Los presidentes de Guatemala y Honduras, Jimmy Morales y Juan Orlando Hernández, respectivamente, se reunieron hoy en la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG) para tratar la crisis migratoria que sufre la región y para analizar la forma de cómo ayudar a los miles de migrantes hondureños que se encuentran en la frontera con México..

Ambos mandatarios señalaron que estudian una estrategia para el retorno de los miles de migrantes hondureños que desde el pasado sábado iniciaron una caravana con destino final Estados Unidos.

En esta reunión participan, por parte de Honduras, su presidente; la canciller, Mireya Agüero de Corrales; el director de la Comisión Permanente de Contingencias, Lisandro Rosales, y la directora ejecutiva del Instituto Nacional de Migración, Carolina Menjivar.

De Guatemala están Morales y el vicepresidente, Jafeth Cabrera, además de la canciller Sandra Jovel y los ministros de Interior, Enrique Degenhart; de Defensa, el general de brigada Luis Miguel Ralda Moreno, y el de Comunicaciones, José Luis Benito.

This slideshow requires JavaScript.

Travesía

Después de seis jornadas de viaje, la caravana integrada por unas 3 mil personas, según Naciones Unidas, logró llegar ayer viernes a la frontera entre Guatemala y México México.

Una vez consiguieron eliminar el obstáculo que suponía la valla fronteriza de la ciudad de Tecún Umán, Ayutla, San Marcos, que permaneció abierta aproximadamente durante media hora, los hondureños entraron formando una gran riada, muchos de ellos corriendo.

Tras un primer momento de euforia, los migrantes fueron contenidos por la Policía Federal mexicana, lo que desencadenó momentos de tensión.

Hoy en la mañana, autoridades mexicanas anunciaron que el Gobierno está en disposición de apoyarles, pero “de forma ordenada y documentada”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó esta semana con un cierre militar de la frontera sur de su país si México no lograba detener la caravana, y advirtió a Honduras, El Salvador y Guatemala que cortaría la cooperación estadounidense si los migrantes llegaban al país del Norte.