Nota de EU89.7
¿En qué vamos a parar con la tarifa social de la energía? Un experto lo explica

En las zonas 10, 13 y 14 hay viviendas que son afectas a la tarifa social. Pero, ¿ese es un usuario que necesite la tarifa social?

Al menos dos millones de usuarios de energía eléctrica podrían pagar más por su factura de servicio a partir de finales de marzo, debido a que el Ministerio de Finanzas no asignó presupuesto para el subsidio.

De esa cuenta, los precios podrían triplicarse para el caso de las empresas Distribuidora de Electricidad de Occidente, S. A. y Distribuidora de Electricidad de Oriente, y duplicarse en la factura de la Empresa Eléctrica de Guatemala, S. A.

El Ministerio de Finanzas se ha limitado a decir que el plan de gastos para el 2019, no incluye este aporte y, por lo tanto, no se cuenta con presupuesto para este destino de gasto.

En tanto el Ministerio de Energía asegura que está haciendo un análisis económico para ver las condiciones económicas del Instituto Nacional de Electrificación (Inde), y ver si se requiere o no el apoyo del Ejecutivo por temas de saldos económicos para saldar compromisos.

Pero, ¿qué significa que el Gobierno no haya presupuestado el subsidio de la tarifa social de energía eléctrica? ¿Podría el Inde cubrir esta necesidad económica a partir de marzo?

Para platicar de este tema, el programa A Primera Hora invitó a Melvin Quijivix, consultor experto en tarifas de energía eléctrica y temas energéticos.

Según él, a un mes de que termine marzo, no existe seguridad para los usuarios de que no tengan que pagar más, pero reconoce que hay acciones concretas que se pueden realizar para evitar esa posibilidad. Resume: “Es la oportunidad de hacer más eficiente el aporte y focalizarlo en los usuarios que más los necesitan”.

¿Qué es la tarifa social?

Es una ley que se estableció alrededor del año 2000 en la que se beneficia  a usuarios de hasta 300 kilovatios por hora en el consumo de energía eléctrica. Ha tenido muchas transformaciones positivas. El objetivo principal de la tarifa social es beneficiar a los usuarios más carenciados a través de un aporte, un beneficio económico que se da a los usuarios en su factura.

Se trata de 60 kilovatios hora y hasta 100 kilovatios hora. Son el 65 por ciento y el 68 por ciento de los consumidores del país los beneficiarios de la tarifa social.

¿Qué significa que el Gobierno no haya dejado presupuestado este beneficio?

El INDE da un aporte voluntario finito… se definió el año pasado. El aporte iba a ser una cantidad finita de los recursos de la institución. No tengo idea hasta que mes pudiera alcanzar ese dinero. Pero a partir de que se termine, tendrá que buscarse otros mecanismos de financiación.

¿Cuáles, por ejemplo?

La asignación presupuestaria fue la primera. Luego, se han trabajado aportes directos del Ministerio de Finanzas, a través de transferencias presupuestarias para el INDE, para que la institución de vuelta lo haga. Otro fue el aporte para el Ministerio de Energía y Minas… habría que buscar las soluciones más estructurales.

Las mencionadas no dejan de ser soluciones paliativas y cuando estalla, desarma el sistema. Es la oportunidad para reformular la tarifa social, verla más para quienes más la necesitan.

En las zonas 10, 13 y 14 hay viviendas que son afectas a la tarifa social. Apartamentos que están vacíos que pagan consumos mínimos. Pero, ¿ese es un usuario carenciado que está en la línea de pobreza… que necesite la tarifa social?

¿Cómo medir eso?

Estoy seguro de que las distribuidoras realizan censos mensuales de todos los usuarios. Cuando miden, ven al usuario. ¿Por qué no levantar un sistema de encuestas, de muestras, por zona. Lo hace China, Argentina, Costa Rica, México, EE.UU.

¿Cuál es el monto que hace falta?

El INDE tiene presupuestados Q700 millones… Q750 millones para cubrir la tarifa social como está hoy. La diferencia es lo que no se dejó previsto en el presupuesto este año.

¿Cómo entender esto?

Si responde a un plan que pretenda hacer eficiente la tarifa social… pensar en que le vamos a dar más atención a los que menos consumen… Si es así, la decisión responde a un estudio técnico.

Si el Inde tiene un fondo de Q2 mil millones, ¿por qué no garantizar la tarifa social, si solo necesita Q350 millones?

Cuando uno habla de caja, es el disponible que uno tiene en el banco para echarle mano. Pero hay que analizar el gasto que se tiene en la masa salarial, cuánto se destina a la tarifa social y cuánto para hacer sostenible la institución… en proyectos de inversión y de eficiencia.

Qué nuevas explotaciones hay, qué nuevas centrales hidroeléctricas o proyectos de plantas de generación se estudian a corto, mediano y largo plazo. Si pensamos con visión de futuro… sostenible.

Hay que dejar claro que el tema de la energía eléctrica no es responsabilidad única del Inde. La Ley General de Electricidad de 1998 da la responsabilidad al mercado: los generadores, los distribuidores… los usuarios, que somos parte del mercado. Esa es la visión. Pero se necesita abordar un plan.

¿Qué representa el alumbrado público?

Ese es otro tema. Entre los años 2015 y 2016 ingresaron en el Congreso tres iniciativas de ley relacionada con este rubro, pero llegaron y no se resolvieron. Esa es una solución estructural al sentimiento de la población, la baja del precio de la energía.

¿Y eso es un asunto del Legislativo o hay algo más?

Eso tiene que ver con la autonomía municipal de fijar el monto del alumbrado público. Hay municipios muy eficientes que lo fijan con base en su consumo. Pero hay otros como Camotán, Chiquimula, por ejemplo, que es un municipio con más desnutrición, que paga Q65 por usuario de tasa de alumbrado público… esa es una arbitrariedad.

¿Quién elige quiénes deberían ser los beneficiarios de la tarifa social?

Se hace con base a la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi). Lo que no sabemos es con qué frecuencia se hace la Encovi para marcar los rangos.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼