Nota de EU89.7
Desaciertos en la economía familiar que pueden llevarle a perder dinero

Compras irresponsables, gastar lo que no se tiene y no tener objetivos son algunos de los aspectos provocan pérdida de dinero. Aprenda cómo evitarlo.

Hacer rendir el dinero y no malgastarlo se ha convertido en una prioridad irrenunciable; sobre todo, frente a los estragos económicos causados por la pandemia del coronavirus. 

Por ejemplo, en México, ocho de cada 10 mexicanos pierden el rastro de sus gastos; y al final de la quincena, no saben o no recuerdan cómo o en qué distribuyeron sus ingresos.

La coach en finanzas, Sandra Huerta, explicó que dichas cifras son el reflejo de los malos hábitos de las familias y las personas; que por desidia, pereza o desconocimiento no llevan un presupuesto y se dejan llevar por los pretextos.

“Muchos se quejan de que el dinero no alcanza; dicen que ganan muy poco y que todo está muy caro; pero (aun cuando tengan algo de razón), lo cierto es que el mayor problema no está en cuánto ganas, sino en cómo gastas lo que recibes”, explica la experta.

“Ni siquiera anotan los gastos principales del hogar; ignoran cuánto se fue en todas las apps de música o video; o si ya juntaron la mitad de la renta; por todo eso pueden perder o malgastar hasta 30% de su ingresos”, apuntó la especialista.

¿EN QUÉ SE VA TU DINERO?

El experto en finanzas personales y autor del libro Reconfiguración Financiera, Alejandro Saracho, advirtió que hay siete hábitos negativos que descontrolan la economía de las familias:

1. Compras irresponsables

Antes de dejar tu quincena en algo que deseas, pero que no es indispensable, como un par de zapatos nuevos o en un celular; medita ¿realmente necesito esto? Y, ¿lo puedo pagar sin que comprometa otro rubro indispensable?

2. Gastar lo que no tienes

Para muchos resulta fácil dar el “tarjetazo”, porque piensan que el dinero de la tarjeta es una extensión de su salario; cuando en realidad, están utilizando el dinero del banco y, por lo tanto, lo querrán de vuelta con intereses.

3. No invertir

Algunos tienen la idea errónea de que el dinero está mejor bajo el colchón; sin embargo, mantener el capital estático puede disminuir su valor debido a la inflación. “Colocar el dinero en un vehículo de inversión que nos genere rendimientos es una opción gratificante; los CETES, son un vehículo muy seguro que generan rendimiento desde 100 pesos”.

4. No manejar un presupuesto

No saber cuánto gastas y en qué, puede traerte muchos problemas al final del mes. Pero si destinas cada peso que tienes a algo específico y llevas un registro diario, será más fácil cumplir con tus obligaciones y tus metas.

5. Pagar el mínimo a la tarjeta

Liquidar el mínimo es volverte negocio eterno del banco. Te tardarías años en saldar una deuda; por lo tanto, “es importante que pagues de preferencia el total para no generar intereses. Si no puedes, liquida más del mínimo”.

6. Improductividad personal

El dinero no es un fin, más bien es un medio que potencia tus acciones; y te acerca a tus metas. Saca provecho a tus habilidades: da clases, cocina, realiza mandados o trabajos de electricidad para otros hogares; y cobra por ello, de esta manera, tendrás múltiples fuentes de ingresos. Capitaliza tus talentos.

7. No tener objetivos

No tener definida una meta puede ocasionar que gastes compulsivamente en cosas que no necesitas; piensa en algo que anheles con todo tu corazón y que te dé la fuerza necesaria para levantarte cada mañana: un viaje, el enganche para un coche o rentar un departamento, pueden ser motores para ahorrar; y así ver cumplidos tus sueños a mediano y largo plazo.

“Ponte a prueba unos meses y genera un cambio a nivel personal y financiero. Verás que al pasar el tiempo esos hábitos negativos se convertirán en positivos; y con ello, te acercarás cada vez más a tu libertad financiera, concluyó Alejandro Saracho.