Nota de EU89.7
Diversos sectores sociales apuntan a crisis tras antejuicio contra Jimmy Morales

Preocupación por otro Presidente sometido a un proceso legal.

Políticos, activistas sociales y funcionarios se han pronunciado luego de conocerse la solicitud de antejuicio contra el Presidente Jimmy Morales, presentada por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), por delitos electorales durante la campaña de 2015.

El Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas,  ve con preocupación que una vez más un presidente esté siendo sometido a un proceso legal “Estamos otra vez en una crisis institucional. Necesitamos el apoyo de todos los sectores. Esto pone a prueba el Estado de derecho. Las instituciones deberán demostrar el cumplimiento  de la legalidad y que no hay nadie superior a la ley”, señaló.

https://twitter.com/JordanRodas/status/901224794477264897

Carmen Aida Ibarra, Movimiento Projusticia, dijo que la acción legal contra Jimmy Morales solo era cuestión de tiempo para que fuera presentad por parte del MP y CICIG.  “Si estamos en medio de una crisis y un bache de gobernanza por la falta de pericia del presidente al manejar la situación”, indicó.

Mario Polanco del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), refiere que la acción legal fortalece la democracia el hecho de que se exija transparencia en cualquier proceso electoral, “debe prevalecer el Estado de Derecho y si para que prevalezca tienen que suceder fenómenos abruptos  en Guatemala, es necesario que ocurran”, especificó.

Ricardo Méndez Ruiz de la Fundación contra el Terrorismo, afirmó que la acción legal  planteada contra Jimmy Morales es “un golpe de Estado  dado en Guatemala por un extranjero”.

Raquel Zelaya Presidenta de la junta directiva de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), añadió que  la solicitud de antejuicio presenta retos  para la gobernabilidad del país y requiere la madurez de los guatemaltecos, “tendremos que seguir el proceso con cordura e interés sabiendo que  depende de las reacciones serenas, cuerdas y objetivas que se tengan  para ver lo que más le conviene  a Guatemala y al  Estado de Derecho”, concluyó.