Nota de EU89.7
Eduardo Stein: “Las señales del Gobierno es que no quiere a la Cicig en Guatemala”.

Existe una resistencia fundamental de esas estructuras a ser investigadas y a someterse a criterios democráticos de transparencia y de justicia.

El presidente Jimmy Morales tiene la oportunidad de presentar una posición conciliadora en la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y seguir adelante para encontrarle una solución al problema de la Cicig e Iván Velásquez, y continuar afrontando la crisis nacional. Al menos esa es la visión de Eduardo Stein Barrillas, ex vicepresidente de Guatemala, que hoy estuvo como invitado en el programa A Primera Hora.

El ex vicemandatario analizó las oportunidades del mandatario durante su permanencia en Nueva York, durante la Asamblea General de las Naciones Unidas, que comienza hoy, y en la que Morales ofrecerá un discurso mañana en la tarde.

También comentó acerca de la reunión que el mandatario sostuvo con la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikky Haley.

¿En qué plano está el Presidente al participar en la Asamblea de la ONU?

El presidente Jimmy Morales podría presentar dos posiciones en la ONU durante su discurso mañana: una conciliadora o la otra de ‘seguimos adelante con que no queremos a Iván Velásquez en la Cicig’

Yo vería un tercer escenario. Que la crisis se prolongue en Guatemala porque no se llega a un entendimiento entre el Gobierno y la ONU. En este caso, el propio país y la gestión del país no nos va a poder aguantar por el tipo de soluciones que se le está pidiendo al Presidente, y cada vez mas habrá presión en ese sentido.

El primer escenario es el que esperamos que ocurra con el trasfondo de una madurez política que busca un entendimiento. El camino es sencillo si hay voluntad. El texto del acuerdo de Cicig da mucha flexibilidad en este sentido.

¿Permite soluciones inmediatas?

Recuerdo hace unas horas, o días, una discusión intensa sobre la imposibilidad de nombrar un comisionado adjunto. Tiempo perdido porque esa es una decisión administrativa, aunque no aparezca en el acuerdo. Es un principio fundamental de gerencia, que se hace cargo para evitar la crisis en que se está ahora cuando falta el timonel.

La pregunta es que si en efecto el comisionado, aunque la CC ya determinó que puede volver, podría seguir trabajando constructivamente a favor del pueblo. Hay mucha gente que dice que eso y no va a ser posible. Por lo tanto se estaría buscando una ruta de sustitución, porque el que él se encargue de llevar su labor desde Nueva York, a control remoto, sería una cuestión temporal.

Lo que se estaría buscando es un proceso de construcción de un puente eficaz, transparente y rápido para el país.

¿Ve usted voluntad para eso?

Todas las señales del Gobierno es que no quiere a la Cicig en Guatemala, porque no quiere que se le investigue. Eso está en el corazón por el cual fuimos a la ONU a solicitar ese apoyo porque la justicia en el país tiene muchas falencias.

En donde está el nudo. En la  capacidad penal sólida para construir casos creíbles frente al aparato de tribunales. La intención ahora es querer evaporizar a Cicig, o a cualquier ente que signifique un esfuerzo para esclarecer esas estructuras de impunidad.

Algún candidato podría proponer la continuación de la Cicig…

Dicen que el FBI podría sustituir a la Cicig. Todas las personas que se rasgado las vestiduras al decir que Cicig es un instrumento de intervención internacional, ¿acaso no ven en el FBI un instrumento de intervención internacional?

Existe una resistencia fundamental de esas estructuras a ser investigadas y a someterse a criterios democráticos de transparencia y de justicia.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼