Nota de EU89.7

Expertos analizan situación del Ejecutivo frente a la CC, por regreso de Iván Velásquez

En el caso de Guatemala, el gobierno había tomado como bandera su rechazo contra Cicig, y entonces las políticas de EE.UU…

La Corte de Constitucionalidad (CC) fijó 48 horas al Ministerio de Gobernación y a la Cancillería para que informe, acerca de por qué no se ha permitido el ingreso al país del jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez.

Asimismo, el Alto Tribunal reitera al mandatario Jimmy Morales y las autoridades de Gobernación, Defensa y Migración que deben abstenerse de emitir u obedecer órdenes que impidan que el Comisionado regrese al país.

Para analistas las condiciones y el panorama que general el ultimátum de la CC, el programa A Primera Hora invitó a Alejandro Palmieri, analista político y exvocero presidencial, y a Julio Prado, exjefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), del Ministerio Público (MP).

El análisis de Alejandro Palmieri

¿Qué significa ese plazo? Ayer se emitió la resolución del 19 de septiembre de 2018 de la CC. No se había hecho porque varias entidades del Ejecutivo y la PGN habían impugnado el fallo. Las apelaciones ya fueron rechazadas.

Lo cierto es que la CC, en lugar de resolver un problema de una vez, nos ha metido en honduras. Esa resolución, la del 19 de septiembre, resuelve una ampliación presentada por el abogado Alfonso Carrillo. Luego de que la resolución de la CC no estuviera clara, los cinco magistrados resuelven en definitiva.

El fallo de la CC era confuso, los magistrados se refieren a ‘el’ o ‘la’ comisionado, parece que utilizan el lenguaje inclusivo cuando se refieren al comisionado. El lenguaje inclusivo no cabe en el uso común en este caso. La CC no actuó como debió actuar desde el principio.

El Comisionado no debería tener ningún impedimento para ingresar a Guatemala. Que va a hacer el Ejecutivo ahora. Yo soy de la opinión de que las resoluciones de la CC se cumplen.

¿El comisionado podría volver? El Ejecutivo no ha desobedecido la resolución judicial porque el fallo del 16 de septiembre decía ‘cuando el comisionado intente volver’ y él no ha intentado volver.

Creo que han prevalecido las cabezas frías en Naciones Unidas al no enviar de regreso al Comisionado. Hubo declaraciones del Secretario General en las que dijo que se estaba trabajando en designar a una persona que estuviera en el campo.

Habiéndose allanado el camino para la entrada del Comisionado, si dicen en la ONU que retome sus labores en Guatemala, podría haber un problema. Ha prevalecido el tema de que debe prevalecer la calma. Esperemos quien llegue en lugar de la embajadora de EE.UU. a la ONU (Nikky Halley) siga la posición de EE.UU. de la misma manera.

Lo recomendable sería que Iván Velásquez no intente volver. Estamos entrando en aguas turbulentas. El informe de Cancillería y Gobernación dirá que el Ejecutivo no ha incumplido porque Iván Velásquez no ha intentado regresar.

Julio Prado opina

Lo primero es que las autoridades del Ejecutivo deben responder a la CC. Esa respuesta determinará qué pasará después. Si primero sería reconocer que no han tomado una directriz para que Iván Velásquez no regrese al país, lo cual políticamente lo veo poco probable.

Si responden que no han emitido una orden para que Iván Velásquez no ingrese, pero siguen impidiendo el ingreso, ese sería el escenario más probable. Con que no quede ninguna orden por escrito se sienten más confiados porque no hay una prueba sólida en su contra.

Eso lo hemos visto en discursos de autoridades que no son migratorias. Nunca hemos escuchado al Director de Migración que diga que no va a dejar entrar a Velásquez.

Acciones coincidentes. Lo que puede pasar es que ese informe sí tenga alguna actitud clara que pueda ser reprochada penalmente. Esto se da en una misma semana en que capturan al hermano del presidente de Honduras, y luego cuando hay una sanción contra la esposa del presidente de Nicaragua.

Lo veo como una recomposición de EE.UU. hacia Centroamérica. En esta lectura veo una versión de EE.UU. en la que está haciendo que se haga un pago político por no haber colaborado con la caravana de los migrantes.

En el caso de Guatemala, el gobierno había tomado como bandera su rechazo contra Cicig, y entonces las políticas de EE.UU. contra el narcotráfico vienen a perder fuerza.

Si nos trasladamos del plano jurídico al plano político, hay más razones para obedecer que para desobedecer.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼