Nota de EU89.7
OEA
Vocero de exmilitares: “Estamos acostumbrados a la violencia, si nos tiran bombas nosotros también”

El militar retirado dijo que están acostumbrados a la guerra porque han vivido de la guerra y aseguró que si les tiran bombas van a responder.

Quien hasta el momento ha sido el vocero de los exmilitares que exigen resarcimiento del Estado, Francisco Calmó, reiteró su amenaza de “paralizar” el país y de responder con violencia si la policía intenta reprimirlos.

“No estamos amenazando, (pero) no se nos ha olvidado la preparación de bombas que aprendimos en nuestra defensa contra el enemigo. Las podemos hacer y las podemos activar en cualquier momento”, dijo Calmo al ser entrevistado por teléfono en el programa A Primera Hora.

El militar retirado dijo que están acostumbrados a la guerra porque han vivido de la guerra, “si nos tiran bombas nosotros también”, dijo Calmó.

El militar retirado justificó sus declaraciones asegurando que se sintieron ofendidos por la respuesta del ministro de Gobernación, quien aseguró que no les tienen miedo. “Claro, tampoco nosotros tenemos miedo”.

Calmó aseguró admitió también que posiblemente se extralimitaron en sus acciones y declaraciones, pero reiteró que “no descansarán y que seguirán luchando hasta lograr su objetivo”.

Su reclamo

Los militares retirados que reclaman un resarcimiento de 85 mil quetzales cada uno, aseguran ser un total de 1.7 millones, pero que son solo 800 mil los que están legalmente registrados.

El líder de los exmilitares aduce que a los antiguos miembros de la guerrilla ya les dieron un resarcimiento, tierras y dinero para cultivar la tierra.

“A nosotros los soldados que defendimos la patria y la soberanía de nuestro país luchando para que la paz viniera no nos han dado ni un dulce en agradecimiento”, reclamó Calmó.

No es la vía

Oswaldo Samayoa, e investigador del Centro de Estudios de Guatemala, dijo que aunque el reclamo de los militares pueda ser legítimo, proferir amenazas en contra del proceso electoral constituye un delito.

“Si están organizados, cae bien armar los casos en donde se han sentido víctimas y donde fueron violados sus derechos por parte del estado y presentarlos al sistema de justicia”, dijo Samayoa.

El jurista se refería al reclamo de Calmó en el que asegura que sus derechos humanos fueron violados por medio del reclutamiento forzado.

 

Escuche nuevamente el programa aquí ▼