Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Casas y edificios de San Marcos siguen en riesgo tras terremoto de 2012

Las autoridades aún toman cartas en el asunto respecto del riesgo y la vulnerabilidad existentes en viviendas y edificios públicos del departamento.

Las autoridades guernamentales aún toman cartas en el asunto respecto del riesgo y la vulnerabilidad existentes en viviendas y edificios públicos del departamento de San Marcos, luego del terremoto que afecto la región en 2012.
Hace siete años los pobladores de San Marcos fueron víctimas de un terremoto de magnitud de 7,4 grados en la escala de Richter.


El movimiento telúrico ocurrió el miércoles 7 de noviembre de 2012 a las 10:35 horas y el epicentro se situó en el océano Pacífico a 35 kilómetros al sur de Champerico, Retalhuleu, Guatemala.
El temblor también fue sensible en los departamentos de San Marcos, Huehuetenango, Quetzaltenango, Sololá y Totonicapan.
Ese día más de 170 familias tuvieron que pasar la noche en un albergue ubicado en un sitio baldío de la colonia Justo Rufino Barrios, en San Marcos. Sus viviendas quedaron inhabitables.

En Quetzaltenango se reportaron más de 800 refugiados en albergues y en Huehuetenango, si bien no hubo mayores daños, si se registraron personas con crisis nerviosa y viviendas con daños leves.
Además, las estadísticas recopilan la cantidad de 12 mil 700 viviendas inhabitables y el 80 por ciento de edificios públicos con severos daños o daños menores.
La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) elaboró un informe en el que destacó el riesgo y la vulnerabilidad del terreno en esa zona de occidente y recomendó llevar a cabo modificaciones y remozamiento en varios edificios públicos y la demolición de viviendas.

Siete años más tarde, en el 10 por ciento de viviendas y edificios públicos no se han ejecutado medidas de intervención para reducir ese riesgo y esa vulnerabilidad por daños moderados o severos del terremoto en San Marcos.
Lo anterior fue confirmado por el vocero de Conred Julio Sánchez, al referirse al movimiento telúrico que afecto ese departamento, que también padeció de otro temblor, el 17 de julio de 2014, que fue sensible en 12 departamentos del país.

Publicidad