Nota de EU89.7
General en retiro venezolano acusado de narcotráfico se entrega a EEUU
General retirado venezolano acusado de narcotráfico se entrega a EEUU

El general en retiro venezolano Clíver Alcalá se entregó en Colombia a las autoridades de Estados Unidos que lo culpan de narcotráfico

El general en retiro venezolano Clíver Alcalá se entregó en Colombia a las autoridades de Estados Unidos que lo culpan de narcotráfico, en un caso en el que también involucran al presidente Nicolás Maduro y otras autoridades del gobierno de Venezuela.

“La Fiscalía General de la Nación conoció que el señor Cliver Alcalá Cordones se entregó a las autoridades de Estados Unidos”, indicó el ente acusador colombiano en un comunicado divulgado este sábado.

EEUU inculpa de “narcoterrorismo” a Nicolás Maduro

“Al momento de su entrega no existía orden de captura ni solicitud con fines de extradición”, agregó.

Alcalá se presentó el viernes ante agentes de la inteligencia colombiana que luego lo entregaron a funcionarios estadounidenses, informó por su parte el diario El Tiempo de Bogotá. Estados Unidos había ofrecido esta semana hasta diez millones de dólares de recompensa por información que conduzca a su captura o judicialización.

El exmilitar, que vivía en la ciudad colombiana de Barranquilla (norte) desde hace unos dos años, fue enviado a Nueva York en un vuelo con permiso especial ante el confinamiento general decretado en Colombia para frenar la pandemia del COVID-19, aseguró el medio.

EEUU sanciona a otra subsidiaria de petrolera rusa Rosneft por comercio con Venezuela

En imágenes reveladas por El Tiempo se observa al antiguo alto oficial, con la cabeza rapada y una camisa azul, subiendo a un avión blanco sin esposas ni aparentes controles de seguridad.

El exjefe policial venezolano Iván Simonovis, quien fue acogido por Estados Unidos el año pasado luego de huir de su país tras pasar 15 años preso, dijo a AFP que tenía información de que el general estaba siendo trasladado o ya estaba en Nueva York.

“Familia, me despido por un tiempo, enfrento mis responsabilidades de mis actuaciones con la verdad”, afirmó por su parte Alcalá, de 58 años, en un video publicado el viernes en su cuenta en Instagram.

La policía y el gobierno colombianos y la embajada de Estados Unidos en Bogotá no brindaron información sobre la entrega ante los requerimientos de AFP. Además, el departamento norteamericano de Justicia declinó hacer comentarios sobre el caso este sábado, al igual que la DEA, la agencia antidrogas estadounidense contactada la víspera.

Indagación en Colombia

La fiscalía colombiana dijo además que investiga la relación de Alcalá con un armamento confiscado por la policía en el municipio de Puerto Viejo, en el departamento caribeño de Magdalena, el 23 de marzo.

Alcalá escribió esta semana en sus redes sociales que las armas eran suyas y estaban destinadas para una operación militar para “empezar la liberación” de Venezuela. Según afirmó a la emisora W Radio, el arsenal estaba incluido en un contrato firmado por el parlamentario opositor Juan Guaidó con asesores estadounidenses.

Disparan contra manifestación encabezada por Guaidó en Venezuela

La fiscalía “generó nuevas actividades investigativas dentro del caso para recolectar evidencia que determine su participación”, agregó el boletín.

El gobierno de Estados Unidos acusó el jueves pasado de narcotráfico a Maduro y 14 funcionarios y exfuncionarios venezolanos, entre los que está Alcalá, cercano colaborador del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

El general se retiró de las fuerzas militares en 2013, cuando Maduro asumió el poder tras la muerte de Chávez (1999-2013). Entonces se convirtió en opositor a Maduro, huyó a Colombia y unió fuerzas con Guaidó, reconocido por medio centenar de países como presidente interino de Venezuela.

El señalamiento de Washington es la última escalada de esfuerzos del gobierno de Donald Trump para sacar del poder a quien considera un dictador y por quien ofreció hasta 15 millones de dólares de recompensa.

Maduro y los otros señalados, así como un empresario venezolano y dos exjefes de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Iván Márquez y Jesús Santrich, están acusados de usar la cocaína “como un arma” contra Estados Unidos en las últimas dos décadas, ganando cientos de millones de dólares.

Maduro consideró los cargos falsos y llamó a Trump “miserable”. Pese a la presión internacional en su contra, el mandatario chavista se mantiene en el poder con el respaldo de las fuerzas armadas, China, Rusia y Cuba.

*Con información de AFP