Nota de EU89.7
Kyle Walker rompe la cuarentena por contratar dos escorts

El lateral derecho del Manchester City podría acarrear una fuerte sanción por el incumplimiento del confinamiento.

El lateral derecho del Manchester CityKyle Walker se ha involucrado en un serio problema según lo revelado por el periódico ‘The Sun’.

Y es que según el reconocido medio, Walker habría pasado por alto la cuarentena para pasar una noche con dos escorts que el defensor habría contratado.

Por el momento, el Manchester City no se ha manifestado ante los rumores, pero Walker podría acarrear una fuerte sanción.

Kyle Walker en el ojo del huracán

El defensor inglés de 29 años del Manchester City, Kyle Walker, ha sido duramente criticado despues de que este domingo el diario The Sun revelara una supuesta fiesta de carácter sexual suya con dos escorts tras romper la cuarentena decretada en el país por el Covid-19.

El zaguero, poco después de lo ocurrido, mandó un mensaje en sus redes sociales a sus seguidores para que permanecieran en casa y evitaran los contagios. 

A la fiesta también habría acudido, según revela The Sun, un amigo de Kyle Walker, que está en el ojo del huracán por el mensaje posterior que lanzó en redes sociales.

Una de las dos escorts asegura en el medio que el futbolista las invitó a una sesión de sexo de tres horas por la que le pagaron 2.500 euros.

Walker habría contratado los sevicios de Louise McNamara, de 21 años, y otra escort brasileña de 24 años en su apartamento. Ambas habrían llegado en la noche del pasado martes en un taxi al domicilio del jugador, que había contratado sus servicios a través de una agencia de Manchester.

La fiesta, según el testimonio de la chica que incluso llegó a realizar fotos de Kyle Walker, duró hasta las dos de la madrugada.

Kyle realmente debería saberlo mejor. Por un lado, está invitando a extraños a su casa a tener relaciones sexuales y al día siguiente está dando lecciones a todos sobre la necesidad de mantenerse a salvo. Es un hipócrita y pone a las personas en riesgo”, critica Louise McNamara