Nota de EU89.7
Con restricciones por el Covid-19, empieza la gran peregrinación a La Meca

Con mascarilla y guardando distancia los unos de los otros, los peregrinos caminaron en fila alrededor de la Kabaa, vigilados por agentes oficiales.

Los fieles musulmanes seleccionados para el hach empezaron este miércoles la gran peregrinación a La Meca, en un formato restringido a causa de la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19).

En pequeños grupos, cada uno con un guía, los fieles dieron siete vueltas a la Kabaa, construcción cúbica que se encuentra en el centro de la Gran Mezquita de La Meca.

Con mascarilla y guardando distancia los unos de los otros, los peregrinos caminaron en fila alrededor de la Kabaa, vigilados por policías y agentes oficiales.

Luego hicieron siete veces el camino entre Safa y Marwa, dos rocas cerca de la Kabaa, siguiendo los pasos de Hajar, la esposa del profeta Abraham.

El jefe de la fuerza especial de la Gran Mezquita, Yahia Al Akil, declaró a la televisión estatal que los ritos se llevaron a cabo “en un tiempo récord y con total fluidez“.

Los peregrinos debían acudir posteriormente a Mina, 5 kilómetros al este de la Gran Mezquita, para pasar la noche, y luego celebrarán una jornada de rezo e invocaciones sobre el monte Arafat, la culminación del hach.

Peregrinación en medio de la pandemia

Entre mil peregrinos, según las autoridades sauditas, y 10 mil, según medios, todos residentes en el país, participan este año en el hach, un número ínfimo comparado con los 2.5 millones que formaron parte de la peregrinación en 2019.

El hach es uno de los cinco pilares del islam, que todos los fieles deben cumplir al menos una vez en la vida si tiene los medios para ello.

Peregrinación a La Meca en medio del Covid-19
AFP

No tenemos preocupaciones relacionadas con la seguridad este año y se trata de proteger a los peregrinos de los peligros de la pandemia“, declaró a los periodistas Jaled bin Qarar al Harbi, director de Seguridad Pública.

Los peregrinos fueron puestos en cuarentena a su llegada a La Meca el pasado fin de semana. También se desplegarán clínicas móviles y ambulancias.

Debido al Covid-19, los participantes no pueden tocar la Kaaba.

Alrededor del 70 % de los peregrinos son residentes extranjeros en el reino, que registró cerca de 270 mil casos de infección del nuevo coronavirus, una de las tasas más altas de Oriente Medio.

*Con información de AFP