Nota de EU89.7
VIDEO. Diputados a punto de los golpes durante sesión plenaria

Los diputados de la bancada UNE, Edgar Reyes Lee y Mario Taracena, estuvieron a punto de irse a los golpes en el pleno del Congreso, celebrado en la gran sala Efraín Recinos del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

Los diputados de la bancada UNE, Edgar Reyes Lee y Mario Taracena, estuvieron a punto de irse a los golpes en el pleno del Congreso, celebrado en la Gran Sala Efraín Recinos del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias luego de que se recurriera a dicho recinto tras la inhabilitación del Palacio Legislativo al ser quemado el sábado pasado.

Sin embargo, eso no ocurrió y todo quedó en fuertes intercambios de palabras entre ambos legisladores.

A punto de los golpes

Todo comenzó cuando el diputado Edgar Reyes Lee tomó la palabra y tras salirse de la discusión comenzó a dirigirse al diputado Taracena como “el payaso del Congreso”, diciendo que ya tenía tiempo de no figurar o tomar la palabra.

“Ya te voy a ver ahí, hermanito. Vamos a ver si me lo podés decir de frente”, dijo Reyes Lee.

A lo que contestó Taracena, acercándose a su : “Venite pues hijo de…, aquí estoy maricón”

Sin embargo, ambos legisladores fueron separados de inmediato por el resto de diputados, quienes trataron de calmarlos a ambos.

Según explicó después el diputado Reyes Lee, se dirigió a Taracena de tal forma por alusión, ya que antes este había mencionado que “varios diputados”, refiriéndose a compañeros de bancada, se habían vendido a principio de año cuando fue electo como presidente del Legislativo el diputado Allan Rodríguez.

En esa oportunidad, ambos diputados también tuvieron intercambio de palabras en el hemiciclo parlamentario.

Despotrica nuevamente

En este día de sesión, el diputado Taracena nuevamente despotricó en contra del presidente de la República, Alejandro Giammattei, indicando que este incide en las decisiones del Congreso.

Dio a entender que al momento de continuar teniendo una especie de injerencia en el Legislativo, podría tener más desgaste político.