Nota de EU89.7
¿Sabe que es posible corregir a sus hijos e hijas con amor y respeto?

Por medio de una guía para padres y madres de familia, Aldeas Infantiles SOS busca alzar la voz y concientizar sobre la importancia de la crianza positiva, la práctica del autocontrol y la comunicación para generar lazos de confianza.

Durante la emergencia sanitaria generada por la propagación del COVID-19 se ha registrado un aumento en los casos de violencia en contra de niñas y niños. Solo en lo que va del confinamiento se han reportado más de 900 casos de maltrato infantil y 200 casos de muertes violentas de niñas y niños.

Factores como la falta de empleo, el agobio, la ansiedad y el temor a contagiarse o que su familia lo haga pueden repercutir negativamente en la relación de los padres e hijos. Por esta razón, Aldeas Infantiles pone a disposición una guía práctica para padres de familia en donde se brindan consejos de cómo mantener el autocontrol y enfrentar cada una de las etapas que atraviesan las niñas y niños.

 

Foto: Cortesía

Promueven la crianza positiva

La Crianza Positiva se enfoca especialmente en que el adulto asuma con responsabilidad la crianza de su hijo, hija, niño, niña o adolescente que esté bajo su responsabilidad. Esto significa que los adultos deben aprender a parar, pensar y después actuar, no dar una respuesta emotiva o inmediata con un golpe o un grito, sino mantener la calma y la conciencia de la situación.

Cuando un adulto pierde el control es común que también pierda la calma y termine por golpear o gritar. Es aquí que entran en juego los patrones de crianza negativa, una cultura que suele traerse de familia, desde nuestra casa y desde nuestros antepasados.

¿Cómo pueden las familias cambiar los patrones de crianza?

Lo primero es estar conscientes que el golpe no educa. Es un reto a la inteligencia del ser humano, ya que tenemos claro que se debe disciplinar a los niños. Sin embargo, la disciplina no deberá incluir de ninguna manera la violencia. Se debe parar, pensar y actuar y partir de ese principio.

Aprender a entender al otro, ya que cuando los niños tienen actitudes desafiantes es cuando el adulto debe tener la capacidad de actuar de manera consiente y no emotiva. Además, la capacidad de negociación y de disuadirlos. Desde que asumen la responsabilidad de la maternidad o paternidad, los padres deben estar conscientes de la importancia de la Crianza Positiva. No se debe avergonzar a un niño o niña, ya que esto puede dañarlos enormemente y es muy difícil de reparar, principalment cuando se les regaña o se les pone en evidencia en público o frente a sus amigos.

 

¿Mejora el comportamiento de los niños y niñas?

Con una Crianza Positiva el comportamiento de los niños y niñas mejora notablemente, pues se brindan otras alternativas. No es un choque, no es un enfrentamiento punitivo, es una educación para la vida. No es lo mismo enseñarle al niño o niña a pensar, y meditar que simplemente darle un golpe.

Aldeas Infantiles SOS dentro de sus programas de cuidado alternativo ha implementado la Crianza Positiva como el único método de crianza de niñas, niños, adolescentes y jóvenes a quienes atiende. Todo el equipo de la organización, tanto quienes tienen relación directa con los participantes, como los que no la tienen frecuentemente, pasan por un proceso de formación para poder garantizar el trato oportuno.

Descargue gratis aquí la guía para padres aquí.

Aldeas Infantiles SOS es una organización que trabaja por el derecho de los niños y niñas a vivir en entornos familiares y sin violencia. Cuenta con 7 programas a nivel nacional y está presente en el país desde hace más de 40 años. Para apoyar la labor de Aldeas Infantiles SOS, ingrese al sitio web www.aldeasinfantiles.org.gt y aporte un donativo mensual.