Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

#TengoMiedo, la campaña que busca generar respuestas a la violencia contra la mujer

Las cofundadoras de este movimiento explicaron que el objetivo es crear conciencia en la sociedad guatemalteca y en las autoridades para que se den acciones concretas que permitan contrarrestar los hechos de violencia contras las mujeres y las niñas.

Denuncias sobre violencia contra la mujer
Denuncias sobre violencia contra la mujer

Recientemente fue lanzada una campaña en redes sociales, en donde bajo la etiqueta #TengoMiedo se recogen testimonios de víctimas de la violencia contra la mujer, niñez y adolescencia y se pide justicia ante este tipo de situaciones.

En el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, este martes se abordó el tema y se conversó con dos cofundadoras de este movimiento.

“Nos unimos a pesar de ser cuatro mujeres muy distintas, con ideas muy diferentes en casi todos los ámbitos de nuestras vidas. Coincidíamos en el miedo que sentíamos, pero especialmente en generar respuestas”, compartió María Alejandra Morales.

Señaló que la idea de la campaña surgió tras los casos “aterradores” observados en las últimas semanas de violencia contra mujeres y niñas.

Añadió que el objetivo es sensibilizar a la sociedad y permitir entender lo que ocurre. Los mensajes van enfocados no solo a las mujeres, sino también a los hombres, manifestó.

La entrevistada dijo que el escenario que vive la población femenina no es solo resultado de la ineficiencia de las autoridades, sino también de las dinámicas que a nivel de sociedad se han generado y la cultura que se ha construido, que a su criterio, es bastante machista.

“El miedo es un sentimiento sumamente incómodo y todos lo hemos sentido en algún momento de nuestras vidas. Por eso es inhumano que las mujeres seamos obligadas a vivir con ese sentimiento todos los días, por lo que tratamos de apelar a la empatía”, expuso Morales.

Mientras tanto, María Alejandra Prado detalló que este es un movimiento hecho por ciudadanas de Guatemala, sin ningún tipo de financiamiento, con el que se pretende generar cambios.

Señaló que ello se da en respuesta a la realidad del país, pues aseguró que podría decirse que en su totalidad las guatemaltecas han sufrido algún acto de violencia.

“El miedo es que nos hagan algo como personas, que nos violen, que abusen de nosotras, que nos ataquen nuestra integridad. Son los miedos más grandes y constantes”, dijo.

Rechaza pronunciamiento de fiscal

Ayer, en una conferencia de prensa en donde las autoridades del Ministerio Público expusieron las acciones a cargo de la institución para combatir la violencia contra las mujeres, niñez y adolescencia, se mencionó esta campaña.

Blanca Yolanda Sandoval, de la Fiscalía de la Mujer, dijo que no es válido difundir mensajes como los que circulan en redes sociales diciendo “tengo miedo”, porque a su criterio, no es así como se enfrenta la violencia en el país.

“La Fiscalía de la Mujer no va a descansar, coordina a nivel nacional con las fiscalías distritales y con las demás sedes para realizar su trabajo y necesitamos el apoyo de los medios de comunicación para que difundan información verídica y que apoye a las mujeres, que les dé el valor de denunciar”, manifestó.

Morales dijo que las autoridades, más que oponerse a este tipo de movimientos tienen que impulsarlos y ver de qué manera acompañan estas demandas ciudadanas.

Añadió que el hecho de asegurar que se tiene miedo y reflejar el duelo que viven las familias de las víctimas no es para paralizar a la población, sino un llamado a actuar.

“Para mí, apelar el miedo y hablar de lo que sentimos ya es una muestra de valentía”, aseguró la entrevistada.

“Esta campaña debe convertirse en un detonante para que se generen acciones concretas que verdaderamente permitan cambiar esta situación”, enfatizó.

Ante el hecho de que haya surgido paralelamente a la etiqueta de #TengoMiedo otra que señala #NoTengoMiedo, Prado manifestó que todos tienen libertad de expresarse.

“Si ellas consideran que esa frase está bien es su forma de pensar. Para mí, yo tengo miedo y no me da miedo decirlo, todos hemos sentido miedo. No está mal decir tengo miedo y voy a hacer algo”, expresó.

“Me pusieron la pistola en la cabeza”

Durante el programa A Primera Hora también se conversó con dos ciudadanos que compartieron sus testimonios con relación a la violencia y se sumaron a la campaña #TengoMiedo.

Gabriela Cordero dijo sentirse orgullosa por este movimiento, que señaló es para y por todas las mujeres, pues sirve para expresar los sentimientos.

“Muchas veces nos hemos quedado calladas por el miedo a qué dirán o a que algo nos pueda pasar”, mencionó.

A su criterio, la campaña está logrando su fin, que es la concientización social.

Relató que hace dos años iba conduciendo su vehículo en la calzada Atanasio Tzul cuando dos hombres en una motocicleta la amenazaron con un arma de fuego y le exigieron sus pertenencias.

“Creí que era un asalto, les di mi monedero. Pensé que se irían, pero nunca se fueron. Me pusieron la pistola en la cabeza, creí que sería un secuestro”, relató.

“En ese momento sentí ese miedo, de no saber qué te pueden hacer. Yo estaba sola. Me dijeron que abriera la puerta”, relató.

“Uno de ellos se me acercó, me puso su lengua en mi oído. Yo tenía una falda, del uniforme de mi trabajo. Me decía obscenidades y además me tocaba. Era humillante. No podía hacer nada porque tenía la pistola en la cabeza”.

“Ahora, cada vez que voy manejando y voy sola, siento mucho miedo. Me di cuenta que no fue delincuencia común, fue algo que iba con otra intención, de violentarme, de hacerme eso porque sabían que podían, porque soy mujer”, expresó la entrevistada.

“Todos decimos tengo miedo, incluso los hombres”

Mientras tanto, Mario León dijo que se unió a la campaña por ser víctima del mismo miedo que sienten las mujeres.

“Como sociedad, como hombres, tenemos que apoyar a las mujeres, empoderarlas para que dejen de sentir este miedo”, señaló.

León relató que le tocó vivir de cerca ese temor porque su mamá fue asesinada cuando tenía 30 años. El crimen ocurrió frente a la hermana del entrevistado, quien en ese momento tenía 12 años.

A ella le dispararon y aunque luchó por su vida, días después falleció. Entonces León tenía tan solo 14 años y se quedó sin su madre.

“Ese miedo de volver a perder a alguien tan importante persiste, ahora con mi esposa, mis hermanas, mis sobrinas”, manifestó.

A su criterio, lamentablemente la sociedad guatemalteca se basa en no creer en las cosas hasta que no las ha vivido por sí mismas.

“Pero yo apoyo y estoy a las órdenes de este movimiento. He vivido ese miedo y he perdido personas cercanas por ello. Todos decimos tengo miedo, incluso los hombres”, concluyó.