Emisoras Unidas - Gutiérrez: “El Presidente genera una tremenda incertidumbre”; Orellana: “Jimmy Morales no transmite seriedad”

Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Gutiérrez: “El Presidente genera una tremenda incertidumbre”; Orellana: “Jimmy Morales no transmite seriedad”

Uno de los puntos centrales del discurso del presidente Jimmy Morales brindado a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ayer, fue su intereses por revisar algunos puntos del mandato de la comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), lo cual no ha sido bien aceptado por algunos sectores políticos, […]

Uno de los puntos centrales del discurso del presidente Jimmy Morales brindado a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ayer, fue su intereses por revisar algunos puntos del mandato de la comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), lo cual no ha sido bien aceptado por algunos sectores políticos, sociales ni por analistas.

Los excancilleres Édgar Gutiérrez y Gabriel Orellana Rojas analizaron la participación del mandatario ante ese alto organismo y coincidieron en que Morales ha incurrido en una serie de errores diplomáticos que demuestran su desconocimiento en el manejo de la política exterior.

Para Gutiérrez

  • El discurso del Presidente está fuera de tiempo y de lugar. La manera como abordó el tema de la Cicig está fuera de tiempo porque él hace más de un año firmó el acuerdo renovación del mandato. Y, en verdad, en el último año no hemos visto nada distinto de lo que Cicig hizo en 2015.
  • El Presidente se salió del guión. Él ha hecho tres violaciones del acuerdo. La primera con la expulsión del Comisionado y, la segunda, cuando le retiró la vigilancia a la sede de Cicig.

¿Y las tercera violación…?

  • Que los temas… las dudas… las interpretaciones del mandato no se tienen que hacer en una Asamblea General, que no sabe de qué se trata el asunto, sino con el Secretario General de la ONU o el delegado, o los representantes del Departamento de Asuntos Políticos.

A juicio de Gutiérrez, todo el guión del Presidente viene de inicios de este año. “No le gusta que la Cicig investigue, que denuncie y lleve a tribunales problemas de corrupción. Jimmy Morales no está conforme con eso. En resumen, no se trata de interpretación del mandato de la Comisión ni de modificar su mandato. El Presidente no se siente cómodo con la Cicig.”

¿Cómo calificar a los asesores del Presidente?

“Yo no los calificaría de asesores. Están provocando una enorme desorientación del Presidente. Eso contribuye a que Morales no tiene experiencia de Estado y tampoco ha madurado en el tiempo que lleva en el cargo. Para comenzar habría que decirle que se busque asesores competentes, que hagan una lectura real de lo que ocurre y en el concierto de las naciones que aprendan a manejar una política exterior. Necesitamos al mundo y el mundo está preocupado por nosotros.

Hay gente que ve bien lo que el Presidente dijo en la ONU sobre la Cicig…

  • “El país no tiene una posición unánime respecto de la Cicig. La unanimidad que manifestamos a partir de abril y septiembre del 2015 se rompió una vez que Cicig ya no solo afectó a políticos, sino también a empresarios”.
  • “Entonces se comenzó a romper la unidad. El mayor riesgo que tiene la posición de los guatemaltecos respecto de Cicig y la lucha contra la corrupción y la impunidad, es que todo esos se ideologice”.
  • “Si esto se ideologiza nos paraliza como sociedad y nos resta eficacia para limpiar esta casa que está llena de ratas”.

El excanciller hace un análisis de cómo vio el movimiento social en los últimos días:

  • “El lunes 11 de septiembre, las redes estaban plagadas con palabras sobre soberanía, comunismo, chavismo… el martes 12, cuando se desvelaron los cheques del Ejército, ya eran de corrupción, impunidad, ladrones…”
  • Eso no lo captaron los diputados el miércoles 13, cuando aprobaron sus reformas al Código Penal. Se exacerbó la protesta y por eso tuvieron que dar marcha atrás”.
  • “Hubo un momento en que se recuperó el espíritu de lucha contra la corrupción”.

Cualquier a que sea la injerencia puede considerarse como una lesión a la soberanía

“Quizá el Presidente está haciendo eco de algunas críticas sobre la presentación pública de algunos hallazgos de la Cicig. Cuando ésta ha realizado con el MP ciertos allanamientos y capturas en la mañana, y a mediodía los fundamenta. Para algunos eso viola la presunción de inocencia; para otros, condiciona a los jueces porque la opinión pública se forma un criterio. Yo prefiero la publicidad de los actos a la secretividad de los casos. En tanto mejor informada esté la opinión pública, será mejor para todos”, señala Gutiérrez.

¿Y si un extranjero divide el país, el presidente puede expulsarlo?

  • “El tema es simple. Hemos venido quejándonos durante años de la corrupción, cuando finalmente hay dos instancias que están teniendo éxito… entonces nos comenzamos a quejarnos porque se está dividiendo al país. Antes de referirnos a Iván Velásquez, o a otro personaje, debemos pensar si tomamos al toro por los cuernos o nos quedamos postrados viviendo en corrupción”.

Gutiérrez concluye en que “el problema es que el Presidente genera una tremenda incertidumbre, ya que no ha sabido explicar convincentemente cuáles son sus críticas contra la Cicig, y porque estas surgen después de que se conoce el proceso legal contra su hermano y su hijo.

Gabriel Orellana

El Presidente mencionó que su gobierno quiere perfeccionar las funciones de la Cicig…

  • “¡Que tarde cantó el pájaro! Si hace mucho tiempo si lo tenía previsto, lo debió hacer hace mucho tiempo y no cometer tanto gazapo o faltas diplomáticas que cometió hasta el momento”.
  • “Creo que la oportunidad que escogió para presentar su postura es pésima, y su camino lo puso más cuesta arriba. Él pretende enmendar el procedimiento… ajustar la conducta de Cicig a parámetros fijados por Guatemala, cuando ya ha aceptado en anteriores ocasiones la prórroga del convenio si hacer hecho alusión a estos supuestos desbordes de Cicig”.
  • “Luego, a raíz de la conducta que él ha seguido frente a Cicig, el hecho de aclarar non grato al Comisionado, cuando es un hecho público y notorio que él está siendo investigado… Jimmy Morales carece de manos limpias para pedir lo que está pidiendo”.

Según el excanciller Orellana, en este momento Guatemala tiene la importancia geopolítica de ser la frontera más eficiente para controlar por parte de los EE.UU., que la mexicana, 3 mil y pico de kilómetros de longitud.

“Segundo, Guatemala es pasto de la corrupción… En este los actos de los poderes del Estado están teñidos de corrupción, la imagen que se está proyectando por parte del Presidente no encaja de forma política, lógica y jurídica en una modificación de una Comisión que, a los ojos del mundo, ha producido resultados positivos”, observó.

El Presidente dice que la Cicig tiene su límite es la Constitución, ¿qué quiso decir Jimmy Morales?

  • “No sé… si fuera mi alumno, lo reprobaría. Guatemala sigue en su conducta internacional, las prácticas y usos del derecho internacional y de la comunidad internacional. En ninguna parte de la Constitución dice eso.

¿Y la imagen del Presidente en el Legislativo?

  • “Queda mal parada. Lo que se está transmitiendo es un desfase entre la realidad. Jimmy Morales es un gobernante que no transmite seriedad. Además, el Congreso está muy lejos de transmitir signos de elemental formalidad. Nos pone en riesgo de estar en un Estado cuasi fallido, si no está ya fallido.

Orellana dice que infortunadamente, el Presidente tiene un concepto de soberanía… “anticuado”. “No han logrado entender que la soberanía es un concepto que se va encogiendo cada vez más y que las decisiones soberanas de un Estado se ha vendo limitando a un dedo de la mano”.

¿Cualquiera que sea la injerencia puede considerarse como una lesión a la soberanía?

  • “Es un criterio muy subjetivo del Presidente. Es muy fácil, en esta retórica, valerse de conceptos indeterminados, porque pueden reducirse, como estirarse, tanto como el interlocutor lo quiera A los analistas de la ONU, eso no los convence”.

… y si un extranjero divide el país, ¿el Presidente puede expulsarlo?

“Nadie está negando que el Presidente pueda expulsar a un extranjero, pero en este caso no se trata de uno extranjero común y corriente, sino de alguien que está apegado a un sistema de relaciones diplomáticas y existen mecanismos para hacer valer esta expulsión. El convenio de Cicig, sería una norma aplicable a Iván Velásquez, pues establece los mecanismos que hay que agotar a la luz de los conflictos que surgen, concluyó el excanciller Orellana”.

Escuche la entrevista aquí: ▼

Publicidad