Emisoras Unidas - César Elías: “Además del reintegro, habrá sanciones para el financiero de la SAAS”

Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

César Elías: “Además del reintegro, habrá sanciones para el financiero de la SAAS”

El artículo 29 de la Ley del Presupuesto estipula que son las autoridades superiores de las entidades los responsables del gasto.

El subcontralor de Calidad del Gasto, César Elías, dijo ayer que la Contraloría General de la Nación, estaría solicitando al jefe de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia (SAAS), Orlando  Ramírez, que reintegre Q200 mil por los gastos realizados en champú, masajes y arreglos florales.

Para conocer algunos detalles al respecto, el programa A Primera Hora Contactó con Elías. También intentó comunicarse por la vía telefónica con Ramírez, pero nunca respondió su teléfono.

Elías dijo, además, que el director financiero y el auditor interno de la SAAS también podrían ser sancionados por haber autorizado las facturas relacionadas con este caso.

Licenciado Elías, ¿el jefe de la SAAS debe reintegrar ese dinero?

Los Q200 mil los debe que reintegrar en 20 días. En este momento los auditores están construyendo el total que debe pagar. Están analizando factura por factura y verificando que los gastos estén en lo normal y en la calidad del gasto.

En los próximos días estaremos notificando el pliego de cargos y el total a pagar. Los auditores verifican si los gastos que se hicieron tienen alguna dirección con el logro de gastos institucionales.

¿La Contraloría podría hacer un análisis del Presupuesto para que esto ya no vuelva a suceder?

El Presupuesto es una propuesta del Ministerio de Finanzas y el Congreso lo aprueba. Nosotros solo hacemos la verificación del gasto. Verificamos la calidad del gasto público.

La SAAS tiene una partida de gastos imprevistos y una caja chica, son dos partidas, dos asignaciones distintas…

Los gastos imprevistos se dan, por ejemplo, cuando en el ejercicio de la función pública, ocurre algo inesperado. En un viaje se estalla una llanta, la batería de auto se avería… entonces se compran esos artículos y cuando se llega a las oficinas se solicita que se reintegren el dinero.

Lo que he observado es que en estos gastos, el Presidente solicitaba los productos; sin embargo, después él debió preguntar cuánto debo y reintegrar.

Nosotros por ejemplo, cuando sabemos que tenemos alguna actividad, andamos cargando una maleta y si es necesario cambiarnos lo hacemos. Toda esa parte logística la tiene que ver la SAAS, y no compra algo cuando se le ocurre. No hay que perder la cabeza en la calidad del gasto.

El jefe de la SAAS dijo: “Los lentes. Hubo una evaluación médica a la que asistió, a nosotros se nos presentaron las propuestas de aros, consideramos comprar acorde a la Presidencia”

Esas cosas personales deben ser sufragadas con el salario de los funcionarios públicos. Los funcionarios deben ser prudentes con eficiencia y eficacia, en el uso de los recursos.

Cada vez que se compren artículos deben cumplir con los requisitos en calidad y precio. Adquirir los productos más favorables para el Estado.

¿Además del reintegro, habrá alguna sanción?

Es muy probable que los auditores, además del reintegro, imponga sanciones por debilidades en el control interno. A Auditoría Interna y al director financiero. Ellos debieron rechazar el pago de esas facturas. Ellos debieron evitar ese gasto.

El artículo 29 de la Ley del Presupuesto estipula que son las autoridades superiores de las entidades los responsables del gasto, en este caso el Secretario de la SAAS. Además del requerimiento de reintegro pude haber alguna sanción económica por debilidad de control interno.

En el caso de los tenis o los pantalones, el Presidente debió reintegrar el dinero, ¿cómo es el proceso?

Eso es excepcional. Hay algunas cuestiones urgentes y lo que se hace es comprar el producto y luego preguntar por el costo y reintegrar el dinero.

En el tema de la caja chica es una modalidad que se usa para comprar productos de ínfima cuantía, escobas, limpieza. Pero si ahora tengo una emergencia de un lapicero, no voy a aceptar uno  de Q600, sino uno que me saque de la necesidad y pagarle al que me hizo el favor de comprarlo.

En el caso de los masajes placenteros, que han sido por estrés, por el nervio ciático…

Debió salir del presupuesto del Presidente. Todos los funcionarios salimos con algún quebranto de salud y somos nosotros los que tenemos que solventar eso con nuestros recursos.

Publicidad