Nota de EU89.7
¿Qué pasó con el exdiputado Manuel Barquín? El Coordinador de Hospitales y el Inacif lo explican

El exparlamentario nació en Guatemala el 30 de agosto de 1953; fue abogado y político. Fue diputado para los períodos 2004-2008, 2008-2012 y 2012-2016.

Ayer, a las 13:06 horas, falleció el exdiputado Manuel Barquín, en el Hospital Roosevelt. Horas antes el ministro de Salud, Carlos Soto, había comentado a periodistas que su estado de salud era bastante crítico.

El jefe de la cartera habría pronosticado, entonces, que el exparlamentario podría fallecer cualquier día de esta semana.

De acuerdo con la explicación del director del centro asistencial, Marco Antonio Barrientos, el pulmón de Barquín no evolucionó como se hubiera querido. “La fibrosis está avanzando a pasos gigantescos y su salud se deterioró”, reveló. El exdiputado fue inducido a un estado de coma por médicos del ese lugar el sábado anterior.

En 2015, Barquín fue acusado por el Ministerio Público y por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala de ser parte de una organización criminal de lavado de dinero.

En varias ocasiones, la defensa solicitó arresto domiciliario en su favor, pero la jueza Ericka Aifán rechazó la petición.

A raíz de su fallecimiento, en el programa A Primera Hora se analizan cuáles son las capacidades de red hospitalaria nacional para atender a los privados de libertad. En el debate participaron Francisco Theisen, Coordinador General de Hospitales del Ministerio de Salud, y Fanuel García, director del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Francisco Theisen

¿Cuál era el cuadro del exdiputado Manuel Barquín?

Todos los cuadros graves que se le presentaron al exdiputado era básico tratarlos a nivel hospitalario. Aún estando en la cárcel, en su caso, ameritaba tratarse en un hospital. En dos consultas anteriores debió ser controlado.

¿Que debió haber ocurrido?

Los cuidados no son iguales en un  hospital que en un centro preventivo. Al principio no necesariamente debía estar a nivel hospitalario. Pero él también tenía otras enfermedades, problemas cardiacos, por ejemplo, que hacían complicado el sistema respiratorio.

En mejores condiciones hubiera tenido una mejor calidad de vida, pero el pronóstico era reservado.

¿Ustedes lo vieron mal cuando llegó al hospital?

Él estaba en una fase aguda, con dificultad respiratoria, la saturación de oxigeno era deficiente. Por lo tanto se le ingresa inmediatamente y se le envía al intensivo para tratarlo con los medicamentos necesarios y los cuidados directos.

Luego, fue inducido a un coma, la familia fue anunciada y estuvo de acuerdo.

El paciente, en el área hospitalaria, tenía un proceso agudizado, con un deterioro que no era del momento, venía de meses. Las condiciones de calidad de vida deben respetarse en estos pacientes.

Estaba bien atendido, estaba en las condiciones necesarias, pero el deterioro estaba avanzado. Si hubiera ido a un centro privado, hubiera pasado lo mismo. El desenlace habría sido fatal.

Fanuel García

¿Cuál fue el dictamen que presentó el Inacif?

El Inacif tiene un rol específico que es ponerle al juez, o a los abogados, el conocimiento del estado de salud del paciente para que tomen decisiones. Manuel Barquín fue evaluado el 31 de marzo de 2017 y para entonces ya estaba mal. Tenía un marcapasos, un problema pulmonar, pero no estaba en crisis.

Las evaluaciones que se le hicieron después tienen diversos cuadros. En las últimas evaluaciones su salud se había deteriorado. El Inacif recomendó que necesitaba tratamiento hospitalario. Por eso él estuvo en tratamiento en el hospital.

La familia solicitó una autopsia, ¿era necesaria?

Cuando un paciente ingresa a un hospital y ha sido objeto de un tratamiento, no es necesario hacer una autopsia. Pero cuando los familiares y la fiscalía lo solicitan, el MP lo tramita con el Inacif y se realiza. La conclusión es coherente con todo el cuadro clínico y los dictámenes que se realizaron con anterioridad: Sépsis general provocada por la fibrosis pulmonar que padecía.

¿Por qué no pensar en los enfermos de las cárceles como el Mariscal Zavala?

El problema es el sistema penitenciario. Desde hace tiempo se ha estado señalando que los centros carcelarios tengan condiciones dignas, independientemente de las personas que están en esos lugares.

En el caso de acceso a la salud el artículo 14 de la Ley del Sistema Penitenciario es claro. Es un tema que hemos analizado. Lo hemos visto con preocupación en Inacif, porque los jueces reiteradamente nos solicitan que evaluemos a una persona para determinar si necesita ser tratada por médicos. Eso es inoperante.

Debería hacerse eso cuando hay una discrepancia, cuando el reo ha aparentado que padece una enfermedad. Hoy, la práctica cotidiana es que el Inacif debe ir a la cárcel para determinar si la persona debe ser tratada. Eso no debería ser así.

¿El Inacif podría incidir en que se otorgue una medida sustitutiva?

La medida sustitutiva es algo eminentemente legal. El dictamen forense es para que los jueces lo tomen en cuenta a la otra de decidir. Sin embargo hay otros elementos procesales: el tipo de delito, el proceso, la persona que está procesada, si puede poner en riesgo la investigación. No es el dictamen del Inacif el que va a inclinar la balanza.

¿Quién era Manuel de Jesús Barquín Durán?

El exparlamentario nació en Guatemala el 30 de agosto de 1953; fue abogado y político. Fue diputado para los períodos 2004-2008, 2008-2012 y 2012-2016.

  • Perteneció a los partidos Gran Alianza Nacional, Libertad Democrática Renovada y Patriota. Los tres desaparecidos.
  • Fue Quinto Secretario (2012) y Tercer Secretario (2013) de la Junta Directiva del Legislativo.
  • En 2014 pasó a formar parte del Partido Patriota y ese mismo año renunció a esa bancada para integrarse a Lider.

En 2015, Barquín fue acusado por el Ministerio Público y por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala de ser parte de una organización criminal de lavado de dinero.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼