Nota de EU89.7
Periodistas denuncian intento de censura en Guatemala con reforma a Código Penal

Estas propuestas evidencian “la ignorancia de los congresistas ante los acuerdos internacionales en materia de derechos humanos…”

La Asociación de Periodistas de Guatemala dijo hoy que “deplora” las “argucias” del Organismo Legislativo para menoscabar la libertad de expresión, como el proyecto de ley presentado para sancionar con cárcel a quienes critiquen a políticos, diputados o personas electas.

Esta iniciativa, aseguró la entidad, es “otra ofensiva en contra de la libre emisión del pensamiento” al pretender modificar el Código Penal para sancionar “las expresiones en línea y en medios de comunicación en contra de políticos, aspirantes a puestos de elección popular y funcionarios electos”.

El parlamentario Estuardo Galdámez, del gobernante Frente de Convergencia Nacional, FCN-Nación; y las aliadas al oficialismo del partido opositor Alianza Ciudadana, Delia Bac, Karla Martínez y Eva Monte, presentaron una reforma al Código Penal en la que se agregan los artículos 407 P y 407 Q.

Las aristas

Según el primer inciso, titulado “acoso político”, quienes realicen actos “depresión, persecución y hostigamiento” a las personas postulantes, electas, designadas o en el ejercicio de su función política, durante o después de cualquier acto electoral, con la finalidad de interferir en su función o de inducir a tomar decisiones, serán castigados con penas de 2 a 3 años de cárcel.

Además, serán inhabilitados para ejercer un cargo público por un período similar al de la condena, pero si este ilícito lo cometen los trabajadores de una empresa se le impondrá también una multa de Q2 mil a Q10 mil.

Si se reincide, la empresa o la persona jurídica sufrirá una “cancelación definitiva”.

En el otro inciso, bajo el título “violencia política”, se dice que quien ejerzan actos de “agresión física y/o psicológica” o cualquier otro tipo de “coacción” contra políticos o personas postulantes o electas con el fin de menoscabar su participación u obstaculizarla serán sancionados con penas de 2 a 5 años.

También serán inhabilitados para ejercer un cargo público, y si el ilícito fuera cometido por empleados de una empresa se le impondría una multa de Q5 mil a Q20 mil y si reincide se cancelaría sus operaciones.

APG: “Congresistas ignorantes”

Estas propuestas, explicó la Asociación de Periodistas, evidencia “la ignorancia de los congresistas ante los acuerdos internacionales en materia de derechos humanos suscritos por el Estado y la iniciativa nacional que protege el derecho de toda la ciudadanía a expresar sus ideas sin censura previa”.

Y se suma, recordó, a la iniciativa 5239, la ley contra actos terroristas o mejor conocida como “ley mordaza”, la cual incluye un artículo sobre “ciberterrorismo” que sancionaría y censuraría los comentarios en línea.

En este sentido, la Asociación manifestó que los parlamentarios buscan “blindarse de las críticas e investigaciones de la prensa por sus acciones ilícitas e impedimentos que podrían truncar sus aspiraciones de continuar ostentando una cuota de poder dentro del Estado”.

Otros diputados se manifiestan en contra

Reacciones negativas ha generado en el Congreso la propuesta de ley que busca censurar críticas contra políticos y ven un camino infructuoso de la propuesta.

El congresista Oliverio García Rodas indicó que este tipo de legislación va contra la democracia, ademas agregó que la propuesta es inoportuna e inconstitucional.

Fernando Linares-Beltranena indicó que la propuesta tiene errores de redacción y no está de acuerdo en la forma de la iniciativa de ley.

Juan José Porras, de Viva, indicó que el actuar de lo diputados está a la vista de la ciudadanía e indicó que es sano para la democracia que se digan las cosas buenas o las cosas malas y agregó que la misma es inconstitucional.

Nineth Montenegro, de Encuentro por Guatemala, indicó que está en contra de la iniciativa de ley que busca censurar las críticas ya que uno está a expensas de una crítica sea para bien o para mal dijo la legisladora

Con información de Francisco Pérez y de agencia EFE