Nota de EU89.7

Estas son las dos únicas formas de cómo cerrar la Cicig explicadas por un abogado

El presidente Jimmy Morales dice que actúa respaldado por el derecho internacional, pero no presenta un fundamento claro.

Oswaldo Samayoa, abogado analista del Centro de Estudios de Guatemala (CEG), fue contactado por el programa A Primera Hora para conocer su opinión acerca de la decisión tomada ayer por el presidente Jimmy Morales, respecto del cierre de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Hoy fue publicado en el diario oficial, el Acuerdo Gubernativo 2-2019 en el cual se registra la decisión oficial del mandatario y que fue firmada en Junta de Gabinete de ministros de Estado.

¿Hay alguna salida legal para finalizar con el convenio entre el Estado de Guatemala y la Secretaría General de las Naciones Unidas, respecto del surgimiento de cicig?

Sí. Esperar septiembre para que termine la vigencia del acuerdo. La Convención de Viena claramente indica que la denuncia puede proceder, siempre y cuando no esté estipulada en el tratado de creación de Cicig, otra forma de finalizarse.

El único que podría, de forma unilateral, dejar de cumplir el convenio son las Naciones Unidas, lo cual está estipulado en el artículo 11, que es cuando el Estado de Guatemala obstaculice las funciones de los funcionarios de Cicig; la otra es que se cumpla el plazo de Cicig. Esas serían las dos únicas formas.

¿Cómo califica las acciones gubernamentales del ayer, en las que se anunció el cierre de Cicig?

Lo de ayer… no hay fundamento en derecho internacional para hacerlo. El presidente Jimmy Morales dice que actúa respaldado por el derecho internacional, pero no presenta un fundamento claro.

Hoy se publica el acuerdo gubernativo 2-2019, con el cual no se pueden desconocer las obligaciones contraídas en un tratado internacional. Sobre todo cuando este tratado transitó todo el proceso que la Constitución establece para estar vigente en el país.

Esto es lesivo y grave para el estado de derecho. Hay que tener claro que el acuerdo está vigente, que el el mecanismo de Cicig está vigente. El Secretario General de la ONU, António Guterres, al rechazar la decisión de Jimmy Morales, está diciendo que está abierto a la negociación.

Quien puede restituir todos los derechos a la Cicig y enmendar la plana al Presidente es la Corte de Constitucionalidad (CC).

¿Cuál podría ser otra opción para mantener el orden constitucional?

Son las cortes las que tendrían que utilizar su poder, ser intérpretes y aplicar los controles a partir de la Constitución. Es evidente que dentro del Gobierno hay una desconocimiento absoluto del derecho internacional o bien existe la intención de querer disfrazar su propia incapacidad de hacer una incidencia transparente ante el secretario de la ONU para poner sus quejas.

Yo nunca podría hacer lo que hizo ayer la canciller Sandra Jovel en la ONU, de señalar de cómplice de violación de derechos humanos al secretario Guterres. Ahora resulta que el jefe del Ejecutivo está señalando al secretario de la ONU de violar los derechos humanos.

Otro dato a tomar en cuenta

Ayer sucedió algo muy grave, que fue poner a la par del Presidente a un grupo de personas convictas. Unas condenadas, otra procesada y otra que dice tener evidencia de arbitrariedades cometidas por la Cicig.

Eso se discute en los tribunales no en el organismo Ejecutivo. Meterse con la independencia de poderes es muy grave, y eso comenzó ayer. El Presidente está desconociendo la independencia de cada juzgador.

REACCIONES

Alfredo García Siekavizza, constituyente, investigador y docente universitario, así como Aquiles Faillace, constituyente e integrante de la Asociación de Dignatarios de la Nación, opinaron en relación con las declaraciones de Oswaldo Samayoa.

García Siekavizza

El derecho de los tratados invocados en este caso, se aplica a todos los tratados. El convenio entre el Estado de Guatemala y la Secretaria General de la ONU ya fue inclumplido por el secretario Guterres al negarse al sostener negociaciones.

Hay incumplimiento del tratado. Una de las partes ya rompió el convenio, ha sido denunciado por el Gobierno, por la Canciller, por el Presidente. Sin embargo, esto tendrá que dilucidarse en ley ante las cortes.

El incumplimiento del convenio es algo grave, cuando lo realiza la secretaria de la ONU.

Faillace

Samayoa lo explica claro. Todo sigue igual. El Presidente puede denunciar el convenio pero no darlo por terminado. El acto administrativo de dar por terminado el convenio no existe, con excepción del acuerdo 2-2019 publicado hoy, que ayer no existía.

“Aún que así fuera, tanto el convenio de los tratados como el convenio de Cicig, en sus considerandos y articulado, indican que será únicamente el secretario de ONU el que puede dar por terminada la cooperación con Guatemala ante la situación de que los guatemaltecos no cooperen, pero no le da al presidente Morales la potestad de la suspensión del tratado”.

“Si esto tiene que caer en manos de la CC, al Gobierno no le va a gustar la resolución… y volvemos a lo mismo. Una resolución no puede ser ilegal, puede ser ilegítima, desagradable, pero no ilegal”.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼