Nota de EU89.7
La democracia podría salir afectada en este proceso electoral, señalan analistas

Urge regresar a la política lo que es de la política. Subjetivamente, lo mejor para la democracia es que todas las candidatas que van punteando, participen.

Analistas invitados al programa A Primera Hora sugieren los magistradoa a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y a la Corte de Constitucionalidad (CC) deberían resolver amparos pendientes relacionados con candidatos para aclarar el panorama político electoral; además que en cuestiones electorales, la legitimidad del Ministerio Público (MP) se ha visto afectada.

Lo anterior, porque Guatemala está a 40 días de las elecciones generales, en las que los guatemaltecos empadronados deberán elegir un presidente, un vicepresidente, 160 diputados al Congreso de la República, 20 diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen) y a 340 corporaciones municipales.

Empero, a estas alturas, reina un ambiente de incertidumbre en donde participan más de 20 candidatos a la Presidencia y se desconoce, en su mayoría, cuáles son sus planes de trabajo y la papeleta presidencial tampoco está definida.

Además, muchos diputados se postulan a la reelección, algunos de ellos tránsfugas, lo cual, según analistas marca una debilidad para el sistema de partidos políticos y da poca representatividad a sus candidatos. Por si eso no es suficiente, todo eso podría incidir en la participación ciudadana en las urnas.

  • ¿Cómo analizar este proceso electoral en esas condiciones?

  • ¿Qué podría esperar el electorado en un ambiente de incertidumbre?

  • ¿Cuál es el reto de los candidatos y sus partidos en el tiempo que hace falta para que se ejecuten los comicios?

Adrián Zapata, analista político, y Carlos Luna Villacorta, exmagistrado de la Corte de Constitucionalidad (CC), quienes fueron invitados para platicar al respecto en el programa A Primera Hora, ven con preocupación el proceso y temen que la democracia salga afectada; además, sugieren analizar cómo enfrentar ese daño no solo después de finalizadas las elecciones, sino durante la transición gubernamental.

Adrián Zapata

  • La preocupación es cómo va a salir la democracia guatemalteca de este proceso electoral. Yo parto de una afirmación, que es mi hipótesis, claro, de que me parece que la democracia va a salir lastimada. Afectada negativamente.

Ante eso debemos analizar cuál es el control de año que debemos de preparar después del proceso, sino en esta última etapa del proceso electoral.

Primero porque al hablar de incertidumbre se describe una situación incómoda. Tenemos una nueva cuaresma. Pero ésta no va a terminar en un santo entierro para la democracia.

La democracia está lastimada y, luego, cómo con judicializar la política, el rol de la cortes ha significado el debilitamiento de la política.

La discusión ahora en los medios es de si el amparo va, si o no, pero los temas de fondo, que son los problemas de este país, los planteamientos programáticos que se deberían estar discutiendo, se desconocen.

La democracia es más que un procedimiento. Pero, al final de cuentas, son las reglas para llegar al poder para hacer algo. Hay una necesidad urgente, que las cortes resuelvan.

Hay candidatos con antejuicio y señalamientos de narcotráfico

  • Eso nos lleva al debate de fondo, que es el tema de la idoneidad. Considero que es un tema muy controversial porque uno podría partir del criterio esquemático, de que mientras alguien no haya sido sentenciado todos tenemos la presunción de inocencia. Y si alguien fue condenado, pero limpio su pena, recupera sus derechos.

Pero si está puesto en la legislación el concepto de la idoneidad debería ser tomado muy en serio por las autoridades electorales. Hay inscripciones en las que la falta de idoneidad es un hecho notorio. Ha faltado una responsabilidad en las autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE) en cuando a la idoneidad.

El ciudadano se desencanta

El ciudadano es la pieza clave de la democracia y en la medida en que se tenga una incertidumbre, cómo puede estar el ánimo político en los ciudadanos para saber por quién votar.

Urge regresar a la política lo que es de la política. Veo difícil dar luz verde para todos. Pero, subjetivamente, lo mejor para la democracia es que todas las candidatas que van punteando participen.

¿Cómo va a quedar la moral y la voluntad política de la ciudadanía si su candidata que va punteando no va a participar? Que participen y que la ciudadanía ejerza su derecho.

¿Habría una ilusión como hace cuatro años?

La ilusión de hace cuatro años se dio con Jimmy Morales, que subió de forma meteórica. Fue una expectativa, una expectativa sobre una puerta falsa, pero fue una expectativa. Ahora, a cambio, hay incertidumbre.

¿Cómo analizar la captura del excandidato presidencial Mario Estrada?

  • Es un golpe sobre la mesa del poder del Norte. Está claro que el mensaje de EE.UU. es que hay una narco-política en Guatemala. Es como una expresión los EE.UU. poner el narcotráfico sobre la mesa y de advertir de que los logros de Jimmy Morales en los lobbys en EEUU., del cambio de la embajada en Israel, en el tema de Cicig, y el hecho de que Jimmy Morales estuviera en una reunión (con Mario Estrada) también es una expresión de llamado: hay narcopolítica en Guatemala y eso es contrario a los intereses de seguridad de los EE.UU.

¿Y si ganan y luego se descubre que están involucrados en delitos?

Eso debilitaría aún más la democracia, y no hay manera de evitarlo.

Alguien propuso que participen todos, incluso sin partido

Es el contraargumento extremo. Vivimos en un estado democrático de derecho, no del caos. Hay un marco regulatorio para el fundamento de la democracia y hay que observarlo a cabalidad. Pero cuando hablamos de judicialización de la política no estamos reivindicando el caos.

Carlos Luna Villacorta

  • Me preocupa la incertidumbre que tenemos donde no se ha definido quiénes participan. Los casos de Thelma Aldana, el de Zury Ríos, están pendientes… el de Mauricio Radford. Hay como 186 puestos de diputados al Congreso, al Parlacen, de concejales, de alcaldes, que están disputa.

Ya de por si las elecciones son difíciles; hay demasiadas duplas presidenciales… ¡Eso es patético! La gente no las conoce, y a 40 días, no está claro quién va y quién no.

Me preocupa el Tribunal, las juntas de distrito, las departamentales… es una elección muy complicada por las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, por la cantidad de candidatos y el voto en el extranjero.

La gente está acostumbrada a que entre las 10 y las 11 de la noche ya haya ciertos resultados parciales, no sé si ahora habrá tiempo de eso por la magnitud del evento. Me preocupa la lentitud de cómo vayan saliendo los resultados, por la conflictividad.

¿Qué piensa de la democracia lastimada?

Sí participo en algo de eso. Hay otro elemento importante. De alguna manera creo que se ha pintado como que vamos a elecciones porque eso es la salvación. ¿De qué? Estamos con problemas de seguridad, de hambre, de carreteras. Eso no se va a resolver, gane quien gane.

Luego, hay que ver cómo juega el voto nulo. Hay un grupo de gente que promociona el voto nulo. Si eso llega al 51 por ciento, será otro aspecto que afecta la elección. Aclarando que no es lo mismo el voto en blanco y el voto nulo. Voto en blanco es que si no se pone en nada es voto en blanco. En el voto nulo, es poner cualquier frase.

  • Cuando se discutieron las reformas electorales en 2016, nadie caímos en cuenta de qué podrían representar esos cambios. Se dejaron tres meses de propaganda, pero esos tres meses ya se van a terminar y ni siquiera sabemos quién va o quién no va. Hay cosas en el TSE han sobrepasado por mucho trabajo, y con tanta candidatura, eso es peor.

No dio tiempo de asimilar qué cambios se hicieron en la ley. El voto en el extranjero es importante, pero ahora se dejó solo para cuatro o cinco lugares en EE.UU. Va a ser difícil la contabilización, los fiscales van a estar atentos para impugnar cualquier decisión. Nos llevará a problemas extras.

En los casos de Thelma Aldana y de Zury Ríos, el TSE podría emitir un fallo salomónico

Yo no creo que vaya a ser así. Zury sí está inscrita, pero a Aldana le falta el último visto bueno de la CSJ. Aldana no está inscrita y le falta toda la vuelta. No creo que le dé tiempo. Ese es el problema que yo veo.

Se ha cuestionado que las decisiones del TSE sufran todo ese castigo de pasar por todas las cortes. Claro, en amparo no hay materia que no sea susceptible de amparo, pero en política los tiempos deberían ser más cortos.

El TSE debería haber convocado a elecciones antes de enero. Ya se adelantaron las elecciones para junio. En adición, el antejuicio está mal usado, no es para todo lo que la gente tenga.

No hay mayor ilusión de qué nos va a cambiar esta elección. ¿Vamos a mejorar? ¿Vamos a resolver nuestros problemas de fondo? Tengo mis serias dudas.

El caso Mario Estrada

Eso quiere decir que EE.UU. nos está vigilando, pero muy sigilosamente, que nadie se da cuenta. El mensaje es: vigilen más, tengan cuidado con la gente que va y la que no va. Es un tremendo golpe que esto haya sucedido. Hay que ver qué personas más resultan involucradas.

  • Sería espantoso que ganara una persona y asumiera el poder de una vez con antejuicio. Creo que vamos a llegar a las elecciones sin saber quiénes van a participar.

Esta gallina con loroco y crema se ha convertido en un gran problema en Guatemala. Porque, además, tenemos una elección de magistrados de la CSJ a la que no ponemos atención. Cuando sintamos ya va a estar hecha. Es importantísima la conformación de la CSJ.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼