Nota de EU89.7
Inicia la temporada de huracanes en el Océano Atlántico

Así lo dio a conocer el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de los Estados Unidos, mientras que en el Océano Pacífico la temporada dio inicio el 15 de mayo.

Con el inicio del sexto mes del año, las autoridades meteorológicas dan por iniciado también la temporada de huracanes 2019 en el Pcéano Atlántico.

Así lo dio a conocer el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de los Estados Unidos, mientras que en el Océano Pacífico la temporada dio inicio el pasado 15 de mayo.

La temporada de ciclones tropicales en la cuenca del Océano Atlántico será ligeramente menos intensa que lo normal debido al fenómeno de El Niño.

Insivumeh informa que inició la temporada de huracanes en el Pacífico

Los entes científicos consultados por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRES) estiman se esperan entre 9 a 13 ciclones tropicales, de los cuales entre 3 y 6 serían huracanes.

Monitoreo climático

En Guatemala los monitoreos se mantienen por parte de la CONRED y el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología INSIVUMEH, ante cualquier formación hidrometeorológica que pudiera tener acercamiento al territorio nacional.

Estas condiciones meteorológicas estarán favoreciendo nublados parciales acompañados de lluvias y lloviznas sobre la mayoría de territorio nacional, para la tarde y noche se esperan lluvias acompañadas de actividad eléctrica sobre regiones del Sur, Centro, SurOccidente, Norte y Boca Costa del país, según ha indicado el INSIVUMEH en su pronóstico meteorológico de fin de semana.

Lluvias de las últimas 48 horas provocaron la caída de árboles en Las Verapaces

Las condiciones de lluvia que durante el mes de mayo se registraron han favorecido la saturación de humedad en el suelo, sobre todo en departamentos ubicados al Sur, SurOriente y SurOccidente, por lo cual se mantiene el riesgo a derrumbes, deslizamientos y crecidas repentinas de ríos en estas zonas.

También se mantienen monitoreos sobre la cadena volcánica donde la presencia de lluvia estaría generando descenso de lahares durante la tarde y noche, principalmente en las áreas de los volcanes Fuego y Santiaguito.