Nota de EU89.7
ICE le impone una multa de US$200 mil a guatemalteca refugiada en iglesia

Desde que llegó a Estados Unidos, Chavalán ha insistido en  solicitar asilo ya que recibió amenazas y su casa fue quemada en 2015 en su pueblo natal.

La guatemalteca, María Chavalán, quien se encuentra refugiada en una iglesia desde hace cerca de un año en la ciudad de Charlottesville, estado de Virginia, enfrenta una enorme multa impuesta por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE).

Según el medio en línea La Voz de Arizona las autoridades federales la amenazaron con imponerle una multa de US$214 mil.

Chavalán ha permanecido en el interior de la Iglesia Metodista Unida Wesley Memorial ya que todas las autoridades federales evitan ingresar a sitios sensibles como los lugares de oración.

Desde que llegó a Estados Unidos, Chavalán ha insistido en  solicitar asilo ya que recibió amenazas y su casa fue quemada en 2015 en su pueblo natal.

Luego de que ICE le notificara que la deportaría por haberse ausentado de una citación judicial, Chavalán optó por pedir refugio en el templo de Charlottesville.

Aumenta la presión

Pero la presión sobre la guatemalteca se incrementó el pasado jueves cuando recibió la carta de ICE para notificarle de la multa.

El Reverendo Isaac Collins, calificó de una táctica para intimidar a Chavalán. “Otro ejemplo del terror sicológico aplicado por ICE a las comunidades inmigrantes en Estados Unidos”.

Chavalán es de una comunidad Kaqchiquel que solicitó asilo en Estados Unidos en 2015 ya que asegura que personas que buscaban robarle su tierra, incendiaron su casa y la amenazaron de muerte.

Se recupera menor chapín, hallado abrazado al cadáver de su padre

La mujer se refugió en la iglesia en septiembre del 2018 luego de que ICE le indicó que había una orden de deportación en su contra.

Desde diciembre, la agencia migratoria empezó a notificar a cientos de inmigrantes indocumentados, que debían pagar multas superiores a los $799 por día por no haber cumplido con las ordenes de deportación.

Los abogados de Chavalán planean presentar una apelación en la corte. “ICE le puso un precio de $799 al día a la seguridad de María. Quienes la apoyamos sabemos que su repatriación significaría su muerte”, dijo el reverendo Collins en un correo electrónico enviado al sitio Huffington