Nota de EU89.7
Un científico propone comer carne humana para salvar al planeta (No es ficción)

Es una propuesta que a muchos les ha parecido grotesca y ha generado un intenso debate en las redes sociales. Magnus Söderlund, científico y profesor de la Escuela de Economía de Estocolmo, afirmó en una entrevista con un medio televisivo local, que una muy buena solución para detener el calentamiento global que azota a nuestro …

Continuar leyendo “Un científico propone comer carne humana para salvar al planeta (No es ficción)”

Es una propuesta que a muchos les ha parecido grotesca y ha generado un intenso debate en las redes sociales.

Magnus Söderlund, científico y profesor de la Escuela de Economía de Estocolmo, afirmó en una entrevista con un medio televisivo local, que una muy buena solución para detener el calentamiento global que azota a nuestro planeta sería comernos entre nosotros. Sí, canibalismo.

Söderlund concedió estas declaraciones en sobre el escenario de la “Cumbre Gastro”, una feria muy conocida en Estocolmo, que trata la importancia del futuro de la gastronomía. En dicho contexto, el científico sentenció que existen muchos tabúes en la gente cuando se trata de comer cosas a las que no estamos acostumbrados, y que las personas son extremadamente conservadoras en ciertos aspectos de la gastronomía.

Durante un programa en la televisión local, dedicado a un evento sobre el «alimento del futuro», el docente ha sugerido que puede ser necesario recurrir al consumo de carne humana para salvar a nuestro planeta del calentamiento global.

Soderlund dijo que está dispuesto a organizar seminarios sobre la necesidad de consumir carne humana para detener el cambio climático. Según este investigador, comer cadáveres humanos en lugar de carne animal y verduras podría ser la solución del problema medioambiental, ya que sustituiría a la industria cárnica y la agricultura que, según varios ecologistas, es en mayor parte responsable del calentamiento global.

El académico comentó que uno de los mayores obstáculos para su propuesta serían los tabús culturales con respecto a los cadáveres humanos, ya que muchos verían lo de consumir carne humana como una profanación, recoge RT.