Nota de EU89.7
Ronaldinho llena de elogios al futbol mexicano

El astro brasileño jugó con el Querétaro entre 2014-2015 teniendo grandes actuaciones que quedaron en la memoria del aficionado mexicano.

El astro brasileño, Ronaldinho concedió una entrevista a un medio mexicano, donde habló sobre su paso por el futbol azteca.

Ronaldinho jugó con los Gallos de Querétaro en el Apertura 2014 hasta el Clausura 2015 del futbol mexicano teniendo grandes participaciones.

El brasileño jugó 29 partidos con Querétaro aportando 8 goles y 8 asistencias en el poco tiempo que estuvo en el futbol mexicano.

Su opinión sobre el futbol mexicano

El astro brasileño se sinceró y habló de su paso por el futbol mexicano entre 2014 y 2015 con los Gallos del Querétaro.

Ronaldinho afirmó que se demerita el futbol mexicano y que tiene que ser más visto alrededor del mundo.

Además destacó la competitividad que se respira en el futbol azteca y recordó los intensos partidos que vivió.

“Debería ser mucho más vista en el mundo, los equipos buscan jugar buen futbol. El mundo debería mirar más el futbol mexicano, bonitos recuerdos de haber estado allí y llevar al equipo a la final, nos quedamos lejos del título”, afirmó el brasileño.

Recordó el gran nivel competitivo

El astro brasileño recordó la filosofía futbolística con la que se juega en el futbol mexicano desde hace ya varios años.

Ronaldinho destacó el buen trato del balón y que todos los clubes quieren salir jugando con el balón pegado al pie.

Afirmó que no es una liga donde se juegue al balonazo, recalcó el buen trato del balón por parte de los mexicanos.

“Es una liga muy buena, competitiva, hay equipos que juegan muy bien, hay que mirarla porque es muy fuerte, no es pelota arriba y balonazo, todos los técnicos procuran jugar al futbol”, afirmó Ronaldinho.

En dicha entrevista el brasileño también recordó el partido contra el América que el Querétaro ganó 0-4 en el Estadio Azteca.

Ronaldinho recordó con cariño la ovación que le dio la afición del América después de haber marcado un doblete en un lapso corto de tiempo.

“Ya había pasado por esto (ovación) en el Bernabéu, pero ahí estaba completamente enfocado. Ahí (Estadio Azteca) estaba en el banquillo, luego entro y pasan esas cosas de Dios, un momento muy especial en mi carrera”.