Nota de EU89.7
Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro
Bolsonaro desafía protocolos para prevenir el coronavirus y da un paseo

Bolsonaro asegura que su país no puede detener su economía frente al coronavirus.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro dio un paseo en un mercado para enviar el mensaje de que el país debe seguir activo económicamente, contrario a que guarde una cuarentena absoluta por el coronavirus

“Ese aislamiento horizontal, si continúa así, con la cantidad de desempleo más adelante tendremos un problema muy serio que llevará años para ser resuelto”, afirmó.

“Brasil no puede parar, si para nos volvemos Venezuela”, dijo más tarde Bolsonaro en las afueras de su residencia oficial.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, habla a la prensa cuando sale del Palacio de Alvorada al Palacio de Planalto en Brasil. Vía EVARISTO SA / AFP.

Contrario a su propio ministro

Menos de 24 horas antes, el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, había resaltado nuevamente la importancia del aislamiento social en la lucha contra la enfermedad.

Sin embargo, Bolsonaro insistió que el país no puede detenerse. En uno de sus recorridos habló con un vendedor ambulante, video que luego fue publicado en su cuenta de Twitter.

“Lo que he conversado con las personas es que quieren trabajar, lo que he dicho desde el principio, vamos a tener cuidado, mayor de 65 años se queda en casa”, le dijo Bolsonaro.

“La muerte está allí, si Dios quiere. Sólo no podemos quedarnos parados, hay temor porque si uno no muere de la enfermedad, muere de hambre”, dice el vendedor a Bolsonaro que responde “no vas a morir”.

No fundamente recomendación

El mandatario de ultraderecha, de 65 años, promovió también el uso de la hidroxicloroquina para tratar el coronavirus. Apoyándose en “un estudio francés”, el remedio “es una realidad”, dijo Bolsonaro.

Consultada, su asesoría no especificó a cuál estudio hacía referencia.

En otro video, el presidente, que aboga por una “vuelta a la normalidad” del país, cuestionó la cuarentena defendida por gobernadores y algunos alcaldes como medida de contención para evitar la propagación del virus.

Bolsonaro defiende la reapertura de comercios y escuelas, y el aislamiento exclusivamente para personas mayores de 60 años, pero no ha explicado la manera para hacerlo.