Nota de EU89.7
PDH pide a Giammattei destituir al Ministro de Salud ante denuncias por adquisiciones anómalas

Jordán Rodas, mediante una carta abierta, mencionó varios aspectos críticos sobre la atención en la emergencia por el coronavirus COVID-19.

El procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, mediante una carta abierta pidió al presidente Alejandro Giammattei destituir al ministro de Salud, Hugo Monroy, “ante denuncias de adquisiciones anómalas y desabastecimiento de equipo de protección”.

Comisión Presidencial contra la Corrupción denuncia a autoridades de Salud por compras irregulares

Destituciones

El magistrado de conciencia mencionó acerca de la denuncia presentada por la Comisión Presidencial contra la Corrupción contra varios funcionarios de Salud, incluyendo a dos viceministros, “uno de los encargado de las vitales adquisiciones. En todo caso, la responsabilidad de tales deficiencias recae en el Ministro de Salud Pública y Asistencia Social, responsable de la entidad rectora”.

Rodas agregó que “es evidente que la autoridad rectora no se encuentra dirigida para el cumplimiento de las directrices presidenciales. Solicito a usted (Giammattei) la destitución del ministro de Salud Pública y Asistencia Social, doctor Hugo Roberto Monroy Castillo, en virtud de ser evidente y público que con su actuación se han vulnerado derechos a la salud y a la vida de los guatemaltecos”.

En medio de emergencia destituyen a dos viceministros de Salud

Aspectos críticos

  • En la carta abierta el titular de la PDH mencionó varios aspectos críticos sobre la atención en la emergencia por el coronavirus COVID-19.
  • Se han prescindido (anulado) dos eventos de licitación pública para la compra de mascarillas.
  • Débiles filtros sanitarios implementados en los puertos aéreos, terrestres y marítimos.
  • No aplicación de pruebas diagnósticas, masivas y descentralizadas, con énfasis en pacientes vulnerables, contactos con casos positivos y comunidades de contagio. La no masificación de pruebas, ni siquiera para los hospitales privados.
  • Retraso inexplicable de compras de insumos, medicamentos y equipo para responder a los “picos altos” de la emergencia.
  • Desabastecimiento de adecuado equipo de protección de personal, que ha derivado en caoss de contagio de personal médico, enfermería y otros servicios.
  • Falta de contratación de personal pertinente para no desatender otros servicios de salud.
  • Retardos en el traslado de fondos para las ampliaciones presupuestarias de todas las unidades ejecutoras del Ministerio de Salud.