Nota de EU89.7
Salud se pronuncia por video de entierro con supuesto ataúd vacío

En las imágenes de un sepelio con más de 10 personas, a pesar de las restricciones, se observa cómo todos quedan sorprendidos al ver abrir el ataúd sin observar el cuerpo de la víctima de Covid-19.

Desde hace algunas horas se viralizó un video en donde se muestra un sepelio en una comunidad en el departamento de Sololá.

En las imágenes se observa a personal del Ministerio de Salud con trajes de bioprotección descendiendo el féretro desde una ambulancia.

Varias personas se aproximan al ataúd en donde entre las maniobras de los deudos se abre el cajón de madera.

Los participantes se alertan y empiezan a grabar el interior del ataúd en donde no se observa el cuerpo.

Sin embargo, de acuerdo con comunicación social de la cartera salubrista el cuerpo iba entre una bolsa blanca, por lo cual no se distingue con fidelidad en las imágenes compartidas.

Además, aseguró que la inhumación se efectuó, aunque no se muestra en las imágenes.

Manejo de cuerpos

Entre los protocolos del Ministerio de Salud se estableció el procedimiento que se deberá cumplir para los sepelios de víctimas de Covid-19.

Según indicó, para los sepelio se prohíbe la asistencia de niños y ancianos. Además, no debe durar más de 15 minutos.

Se detalló que la inhumación debe ser inmediatamente después del fallecimiento, se prohíbe la velación y servicios religiosos.

Al elegir el lugar de sepultura, deben tenerse en cuenta las condiciones del suelo, el nivel freático del agua y el espacio.

Los lugares de entierro deben estar a un mínimo de 200 metros de fuentes de agua como riachuelos, lagos, manantiales, cascadas, playas y costas. La tumba tendrá al menos 2 metros de profundidad.

Con respecto al manejo de cadáveres, Salud indicó que este debe ser manipulado únicamente por personal capacitado y que cuente con el equipo de protección recomendadas.

“Los familiares no podrán apoyar en el embalaje del cadáver, únicamente el personal de salud y de la funeraria”, se indicó.

A los asistentes al sepelio se les sugiere desinfectar la ropa antes de lavarla, sumergiéndola por 20 minutos en una solución preparada con seis cucharadas soperas de cloro, por cada 10 litros de agua.

Estas labores deben hacerse con guantes y mascarilla descartándose según las normas de bioseguridad.