Nota de EU89.7
Colocan calaveras frente al San Juan de Dios para exigir protección a médicos y atención a demandas

Representantes de Honorables por Siempre de la USAC se solidarizaron con el equipo médico que lucha cada día sin la protección adecuada en medio de esta pandemia y exige al gobierno atender de manera pronta y responsable a las demandas de los afectados.

Representantes de la Cofradía de la Santa Chabela de Honorables por Siempre de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) se presentaron este viernes frente al Hospital San Juan de Dios, en donde se solidarizaron con los profesionales de la salud que están en la primera línea de atención de pacientes con Covid-19.

“¡Basta ya! ¿Hasta cuándo Guatemala? Amigos: el virus mata. El hambre mata. La ignorancia mata. El miedo mata. Pero la incompetencia mata aún más”, destaca la agrupación.

Asimismo, señalan que quien “muere por incompetencia de funcionarios mediocres y corruptos, muere asesinado”.

Exigen protección y atención

Además de solidarizarse con los médicos caídos y honrar la labor de los profesionales de la salud que de manera loable luchan contra esta enfermedad sin la protección adecuada, la agrupación exigió al gobierno de Alejandro Giammattei que cumpla de manera pronta y responsable a las demandas de los afectados.

“Indigna la indiferencia gubernamental hacia el gremio de salud, personal de intendencia, personal de laboratorio, personal de enfermería y personal médico de las diferentes especialidades, que atienden en hospitales nacionales, centros de salud, clínicas municipales, laboratorios; todos los servicios donde ustedes son quienes atienden en primera línea a los pacientes contagiados de Covid-19”, se detalla en el comunicado.

Los miembros de Honorables por Siempre recordaron a las autoridades gubernamentales sobre los insumos necesarios para el equipo profesional que se encuentra en la primera línea de atención de Covid-19.

Creando conciencia

Los representantes universitarios también se hicieron presentes en el Hospital Roosevelt y en el hospital temporal Parque de la Industria.

Finalmente, piden a la población que aunque el gobierno relaje las restricciones se apeguen a las medidas preventivas para evitar la propagación del virus que ya ha cobrado la vida de más de 1 mil 600 guatemaltecos.

“Una enfermera para 30 pacientes. 30 asesores para un diputado. El virus es el estado”, anónimo.

Por: Edwin Bercián