Nota de EU89.7
El álbum de mascarillas 2020 más hilarante

Más de la mitad de la población mundial ha implementado o improvisado el uso de este insumo para evitar contagiarse de Coronavirus.

Fue alrededor de enero de 2020 cuando la población asiática empezó a usar la mascarilla con la finalidad de prevenir el nuevo Coronavirus. Sin embargo, meses después se volvió un insumo recurrente.

Luego de que se declaró la pandemia por el virus SARS-CoV-2, las poblaciones empezaron a dotarse de varios insumos para el confinamiento y otros para prevenir el contagio, como mascarillas o cubrebocas y caretas.

En ese caminar, muchos han improvisado un insumo al grado de volverse hilarante.

Varios usuarios en redes sociales han reunido álbumes con las imágenes de las mascarillas más insólitas.

Álbum de los mejores cubrebocas en este 2020.

Gepostet von Noticia TH am Dienstag, 26. Mai 2020

Guatemala impuso el uso obligatorio de la mascarilla a partir del 13 de abril, a un mes de haberse registrado el primer caso de Covid-19.

Las autoridades sanitarias informaron además de la multa que se impone a quienes incumplen con este implemento.

De acuerdo con el titular de la Comisión Presidencial para la Atención de la Emergencia por Covid-19 (Coprecovid), Edwin Asturias, el uso correcto de este insumo previene 95% un contagio.

Mascarillas en el mundo

No obstante, no todos los países asumieron el uso de este insumo para prevenir la propagación, o al menos, no durante la primera ola de contagios en los países europeos.

Nueva York impuso a partir de este sábado nuevas medidas sanitarias para enfrentar una segunda ola de contagios, entre donde se destaca la obligación del uso de cubrebocas.

Sin embargo, cientos de personas han manifestado en contra de estas medidas. Miles de alemanes protestaron el pasado domingo por su oposición a las medidas para intentar frenar el avance de la pandemia.

Los organizadores cancelaron una marcha, pero realizaron una concentración cerca de las orillas del lago de Constanza, cerca de Suiza, con una asistencia menor a las 20.000 personas que participaron en manifestaciones anteriores en Berlín, según corresponsales de AFP en el sitio y medios alemanes.

La mayoría no llevaba mascarillas de protección, pero respetaban una distancia de 1,5 metros como piden las autoridades, y algunos ondeaban pancartas que rezaban: “¡Libertad!”.

“El hecho de que debamos usar mascarilla, que los estudiantes sean obligados a usarlas en las escueles, es una alguna manera el símbolo más evidente (…) de una situación actual completamente idiota”, dijo indignado Uwe, un manifestante de 61 años.