Nota de EU89.7
El Napoli de Ana Lucía Martínez se queda sin actividad por la suspensión de la liga

La Federación Italiana de Futbol decidió suspender el campeonato temporalmente por la gran cantidad de contagios por Covid-19.

Un nuevo rebrote de casos de coronavirus en la Serie A Femenina obligó a tomar la decisión de suspender el campeonato hasta nuevo aviso por los recientes casos de coronavirus en varios equipos de la competición.

“Considerando las actuales condiciones de incertidumbre derivadas de la emergencia epidemiológica por COVID-19 y el aumento en el número de contagios entre jugadoras, la División de Fútbol Femenino ha ordenado y formalizado la suspensión del Campeonato Primavera”, especifica la organización en un comunicado.

A través del Aviso Oficial #44, la División, de acuerdo con la Junta Directiva, precisa que un número importante de clubes se han visto obligados a interrumpir su actividad de entrenamiento semanal debido a los contagios entre los socios.

Asimismo, se encuentran en la situación de no poder disputar las carreras marcadas por la calendario ordinario. De ahí la decisión de interrumpir (hasta más determinación) el campeonato.

“Es con mucha conciencia y mucha amargura que esta mañana, dada la evolución de la situación de emergencia sanitaria, comunicamos la decisión de suspender el Campeonato Primavera” declaró la presidenta de la División de Fútbol Femenino Ludovica Mantovani

“En este delicado momento, la los jóvenes están muy expuestos. La sucesión de solicitudes de aplazamiento de competiciones que hemos recibido en los últimos días nos ha llevado así a esta dolorosa decisión, pero que creemos necesaria, con el objetivo de salvaguardar, en primer lugar, el bienestar físico y psicológico de los deportistas ”, complementó.

El Napoli Femenino, donde milita la guatemalteca Ana Lucía Martínez es uno de los clubes que más casos ha reportado por Covid-19 en la última semana.

Los entrenos de dicha escuadra se encuentran suspendidos desde el pasado 24 de octubre, cuando se reportó el primer caso positivo en un miembro del cuerpo técnico.