Nota de EU89.7
VIDEO. Desborde de río genera colapso de vivienda en Izabal

La Conred difundió las imágenes del momento en el que ocurrió el incidente, que se registró en Izabal.

Las lluvias generadas por la depresión tropical Iota en el país han causado una serie de incidentes, que ya dejan más de 28 mil personas afectadas en Guatemala.

El llamado de las autoridades ha sido constante para que la población tome precauciones, pues a la situación derivada de este fenómeno se suman las secuelas de Eta.

El ciclón Eta afectó la semana pasada a Centroamérica, dejando a su paso una ola de desastre y muerte. Solo en Guatemala se calculó en 150 la cifra de fallecidos y desaparecidos.

Y actualmente las lluvias que persisten en al menos 12 departamentos se dan por Iota, que se degradó y únicamente presenta remanentes en el país.

Sin embargo, según las autoridades de protección civil, las precipitaciones se mantendrían por otras 24 a 36 horas.

Colapso de vivienda

Los suelos continúan saturados por la humedad y esto ha llevado a que se den derrumbes, deslizamientos de tierra y daños en puentes y carreteras.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) compartió un video en el que se observa el momento exacto en el que colapsa una vivienda.

Esto se da como consecuencia del desbordamiento del río Bobos, en el municipio de Morales, Izabal.

“La familia (que residía en el inmueble) atendió previamente el llamado de evacuación de las autoridades”, informó la institución.

En las imágenes se observa cómo poco a poco se derrumban las paredes de la residencia. El techo también cede ante la humedad.

Iota se degrada

Los países centroamericanos comenzaron este miércoles a ver una mejoría del tiempo, tras sufrir el violento impacto del ciclón Iota, que se disipó sobre El Salvador después de dejar al menos 14 muertos, poblados inundados y daños a la infraestructura vial.

Las autoridades de Nicaragua reportaron la muerte de cuatro personas, incluyendo tres niños, por un derrumbe en un macizo en el departamento norteño de Matagalpa, lo que elevó a 14 el número de fallecidos por el ciclón.

Diez de los muertos se dieron en Nicaragua, dos en el archipiélago colombiano de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, uno en Panamá y otro en El Salvador.

Desde que tocó tierra el lunes en el Caribe Norte de Nicaragua como huracán categoría 5 -la máxima en la escala Saffir-Simpson-, Iota, el segundo ciclón del mes después de Eta, inundó viviendas y extensas regiones de cultivos, derribó árboles, dejó incomunicados decenas de poblados y provocó daños en carreteras.

Tras degradarse a tormenta tropical sus “remanentes de humedad asociados” se ubican a 35 km al oeste-noroeste de San Salvador, informó el ministerio del Ambiente de ese país.

FOTOS. Las inundaciones y destrozos que dejó Iota en Honduras y Nicaragua