Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Diez departamentos con alto riesgo de inundaciones y deslizamientos

La Conred compartió la perspectiva climática a los alcaldes y gobernadores departamentales para que se tomen las medidas de prevención respectivas.

Conred atiende emergencia por tormenta Eta
Foto: Conred

Gran parte del territorio guatemalteco es vulnerable a los deslizamientos, derrumbes e inundaciones, situación que preocupa y mantiene a las autoridades de protección civil en permanente vigilancia.

Walter Monroy, subsecretario de Gestión de Riesgo de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), señaló que los incidentes ocurridos el fin de semana dan la pauta de que Guatemala es sumamente complejo en esta temática.

Entre los hechos que se identificaron hay flujos de lodo, fuertes vientos, aumento del oleaje, entre otros, y afectaron a Quetzaltenango, San Marcos, Suchitepéquez, Sololá, Petén y Santa Rosa.

“Realmente es una muestra de la alta precipitación que hizo ver el Insivumeh en la perspectiva que compartió en abril, por lo que se debe estar alerta a los avisos que den las autoridades”, mencionó.

Sus declaraciones se dieron este lunes durante el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, en donde también compartió el pronóstico de lluvias para junio y julio.

Refirió que según el análisis se esperan precipitaciones en general en el país, pero especialmente en el área de occidente y región de Boca Costa.

Y que derivado de esa información se emitieron las alertas oportunamente a través de documentos enviados a 108 alcaldes y a todos los gobernadores departamentales.

“Se busca poner de conocimiento a las autoridades de los distintos territorios acerca del protocolo que se activa cuando inicia la temporada de invierno”, refirió Monroy.

Este está incluido dentro del Plan de Respuesta para la Época de Lluvias, especialmente en la actualidad porque se previeron precipitaciones por arriba de lo normal, destacó.

A esta situación también se asocian los mapas de susceptibilidad de deslizamientos e inundaciones.

El subsecretario de Gestión de Riesgo indicó que en los análisis de muy alta y alta probabilidad están diez departamentos.

Estos son: Alta Verapaz, Quiché, Huehuetenango, Izabal, Petén, San Marcos, Quetzaltenango, Retalhuleu, Suchitepéquez y Escuintla.

Saturación del suelo

Una de las mayores preocupaciones son las altas saturaciones que de por sí deja la temporada de lluvias, tal como la del año pasado que fue muy extensa y concluyó hasta finales de noviembre o inicios de diciembre.

A esto se suman los frentes fríos que afectaron especialmente la Franja Transversal del Norte, pues hubo mucha precipitación en el área, dijo Monroy.

Agregó que ello es sinónimo de alta saturación de humedad en los suelos en esa región y en el occidente, lo que se traduce en posibles deslizamientos especialmente en sectores de la cadena montañosa.

“La característica que tiene actualmente nuestro territorio está relacionada con el crecimiento urbano que se ha tenido en los 22 departamentos”, mencionó el subsecretario.

Las grandes necesidades de buscar asentamiento habitacional obliga a las personas a colocarse en áreas en donde no se reúnen las condiciones adecuadas.

La alta deforestación que hay en el país es otro factor que impacta en el tema climático y que, de igual forma, se vincula con buscar las zonas de habitabilidad.

Otro aspecto que se debe tomar en cuenta es que el país se encuentra bajo los efectos de las tormentas tropicales Eta e Iota.

Amanda y Cristóbal también generaron complicaciones y saturación en los terrenos, recordó Monroy.

“Decir que estamos recuperados (tras estos fenómenos) sería totalmente falso. Estamos conscientes las instituciones de que debemos estar muy alertas. Es necesario monitorear el territorio constantemente”, manifestó.

Atención del tema

El entrevistado aseguró que todo ciudadano juega un papel importante y debe tener esa incidencia en el territorio.

Específicamente en el caso de la población y su participación dentro de las comunidades en donde se desarrolla, dijo que puede identificar fácilmente señales de alertivos que podrían aportar para evitar situaciones lamentables.

“El tema de los riesgos debe abordarse de una forma adecuada y tener planes de ordenamiento que es una de las grandes debilidades que se tienen”, enfatizó.

Compartió que hay municipalidades que están trabajando sus planes de desarrollo, pero el punto relacionado con el ordenamiento también juega un papel sumamente importante.

Estos mapas permiten identificar y analizar las amenazas y vulnerabilidades a las que están expuestas las poblaciones, de acuerdo a donde están asentadas, concluyó.

Publicidad