Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Covid-19: Guatemala, tercer país más rezagado de América Latina en vacunación

El extitular de la Coprecovid, Edwin Asturias, señaló que el país muestra bajas cifras de cobertura en cuanto a la inmunización contra el coronavirus.

puesto de vacunación contra Covid-19 en plaza de la Constitución
Foto: Omar Solís/EU

El exdirector de la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid-19 (Coprecovid), Edwin Asturias, aseguró este martes que Guatemala está lejos de alcanzar la cobertura del 50% de población inmunizada contra el coronavirus.

Durante una entrevista en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, señaló que la nación centroamericana es la tercera más rezagado de toda América Latina en cuanto a la vacunación.

Únicamente es antecedida por Nicaragua y Haití, en donde el proceso de cobertura con las dosis contra el Covid-19 ha sido complicado.

A criterio del profesor de Enfermedades Infecciosas y Epidemiología, en Guatemala se ha mostrado que existe incapacidad de lograr vacunar a la población, y aseguró que no hay por qué pensar de que esto es una cuestión cultural.

“Bolivia está logrando vacunar a su población indígena. Otros países con iguales o peores condiciones en términos de accesibilidad están logrando vacunar a su población. Para mí no existe excusa de que la vacunación no sea la prioridad en este momento”, dijo.

Distribución equitativa de dosis contra Covid-19

El entrevistado compartió que desde la universidad de Colorado, en Estados Unidos, se mantiene el análisis de la situación de vacunación en Guatemala.

Y lo que se muestra, basándose en datos del Ministerio de Salud, es que al establecer qué número de vacunas han sido distribuidas a distintas áreas de salud tomando en cuenta su población, es que hay una inequidad muy importante.

Asturias detalló que el departamento de Guatemala ha recibido una cantidad de vacunas más allá de la población a inmunizar, por ejemplo, el 120% de dosis para las personas mayores de 18 años.

Pero Alta Verapaz, Quiché, y otros departamentos con zonas indígenas, apenas han recibido entre el 30% y 40% de las dosis para cubrir a su población objetivo.

“Al hacer el análisis de la correlación, el porcentaje de vacunados está directamente relacionado con esa distribución de vacunas”, destacó.

Si bien reconoció que existen dudas en los ciudadanos en cuanto a la vacunación, lo cual se ha reflejado en comunidades en donde incluso ha habido agresiones a los equipos de inmunización, aseguró que los líderes de las localidades han mencionado que el principal factor es que las vacunas no les llegan.

Ante ello, el doctor Asturias consideró que no se ha puesto atención en fortalecer el sistema de atención primaria en salud.

Pues mencionó que no se puede usar la misma estrategia que en áreas urbanas, que incluyó habilitar centros de vacunación en universidades y centros comerciales, entre otros.

Eso no funciona en lo rural, sino que debe ser por medio de la atención primaria. Y si no alcanza la gente para vacunar, es necesario contratar a más, añadió.

Por aparte, Asturias dijo que se debe trabajar con las comunidades en el proceso de comunicación y convencimiento con los líderes, para que la vacunación sea exitosa.

Y expuso que preocupa mucho que en la actualidad sea menos la gente que quiere vacunarse, hay una caída, ya que en días anteriores se alcanzaba entre 60 mil o 70 mil personas vacunadas por día, pero ahora solo han sido 40 mil.

Quizá sea porque en el área de la metrópoli guatemalteca y otras áreas urbanas grandes las coberturas ya se lograron, pero pese a ello es un tema al que se le debe poner atención porque el avance de la vacunación es lento.

Según dijo, la vacunación se inició en febrero y tras casi ocho meses no se ha llegado al objetivo de cubrir a 10 millones de guatemaltecos para el final del 2021.

Y, según sus palabras, esa meta de cubrir al 50% o 60% de la población todavía está muy distante.

Publicidad