Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Human Rights Watch: Guatemala debe cumplir orden judicial sobre el comisionado Iván Velásquez

El presidente Jimmy Morales debe cumplir con una orden judicial que permite que regrese a Guatemala el titular de una comisión patrocinada por la ONU, señaló Human Rights Watch (HRW, por sus siglas en inglés) en un comunicado.

Iván

Presidente Morales acusa a comisionado Velásquez de inmiscuirse en asuntos internos

El presidente Jimmy Morales debe cumplir con una orden judicial que permite que regrese a Guatemala el titular de una comisión patrocinada por la ONU, señaló Human Rights Watch (HRW, por sus siglas en inglés) en un comunicado.

“Una vez más, la Corte de Constitucionalidad ha defendido el Estado de derecho en Guatemala y ha frustrado los intentos del presidente Morales de entorpecer el trabajo de la CICIG”, escribió en su cuenta de Twitter, Daniel Wilkinson, director de Human Rights Watch.

“La Corte ahora está analizando una petición de ampliación sobre su resolución, con la cual debe cumplir cabalmente el presidente Morales”, detalla el comunicado.

El presidente no tiene más alternativa que cumplir plenamente con la sentencia de la Corte de Constitucionalidad, apuntó Wilkinson. “De lo contrario, violaría de forma manifiesta el orden constitucional del país y justificaría que la OEA invoque la Carta Democrática Interamericana con el objetivo de restablecer el Estado de derecho en Guatemala”.

La Carta Democrática Interamericana de la Organización de los Estados Americanos (OEA) estipula que la democracia representativa es indispensable para la estabilidad, la paz y el desarrollo de la región, y que los gobiernos tienen la obligación de asegurar su promoción y defensa.

La Carta establece que el Secretario General de la OEA o cualquier otro país miembro puede convocar una sesión del Consejo Permanente para que aborde situaciones en las que haya existido una “alteración del orden constitucional que afecte gravemente el orden democrático en un Estado Miembro”. Esta aplicación de la Carta no requiere del consentimiento del gobierno del país cuya democracia ha sido afectada.

Publicidad